Testimonio. Dudas sobre la versión del canillita que tuvo el quiosco cerca del edificio de Nisman