La pelea en el justicialismo. Duhalde aceptó el desafío de Menem