Duhalde, anfitrión de una cumbre regional

La reunión se hará el 18 de febrero
(0)
25 de enero de 2002  

Para mostrar un frente unido de respaldo al gobierno de Eduardo Duhalde ante la crisis económica, los presidentes del Mercosur, tanto de sus miembros plenos como de los países asociados al bloque comercial, se reunirán el próximo 18 de febrero en Buenos Aires.

Para Duhalde, que hasta ahora sólo mantuvo contactos telefónicos con líderes extranjeros, entre ellos con el norteamericano George W. Bush, la cumbre será su estreno como presidente en un ámbito de política exterior. Por eso mismo tiene un valor simbólico, como señal sobre cuáles son las alianzas que prioriza.

El primer viaje del canciller Carlos Ruckauf al exterior fue al Brasil, el principal socio comercial de la Argentina en el Mercosur, el bloque que también integran como miembros plenos Paraguay y Uruguay.

Fernando Henrique Cardoso será la primera visita extranjera que recibirá Duhalde. El presidente brasileño llegará antes que el resto de sus colegas del Mercosur, para una visita bilateral que comienza el 17 de febrero, según confirmó ayer el vocero del Palacio de Planalto, el equivalente de la Casa Rosada en Brasilia.

"Cardoso volverá a ofrecer que técnicos del Ministerio de Hacienda colaboren en la reestructuración financiera argentina", anticipó ayer una fuente diplomática brasileña.

Desde que dejó flotar su moneda y se produjo la devaluación del real, Cardoso viene promoviendo la salida de la convertibilidad en la Argentina y ahora cree que la "pesificación" permitirá superar la profunda crisis que atravesaba el Mercosur, entre otras cosas, a raíz de las diferencias en los sistemas monetarios.

De la cumbre también van a participar -según confirmó ayer un vocero de la Cancillería a LA NACION- el presidente paraguayo, Luis González Macchi; el uruguayo, Jorge Batlle; el chileno, Ricardo Lagos, y el boliviano, Jorge Quiroga.

Los presidentes del grupo tenían previsto encontrarse en Montevideo, en diciembre, pero Fernando de la Rúa nunca pudo llegar, por el derrumbe de su gobierno. Desde entonces, los mandatarios del Mercosur intentan marcar un encuentro para demostrar la vigencia del bloque en tiempos de crisis.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?