Duhalde cree que los dirigentes son mediocres