Duhalde: falta el salariazo