Duhalde no evalúa apelar a las FF.AA.

No pedirá modificar leyes en el Congreso
(0)
24 de noviembre de 2002  

El presidente Eduardo Duhalde no promoverá ningún proyecto de cambio en la ley de seguridad interior con el fin de concederles a las Fuerzas Armadas una participación en la lucha contra la inseguridad y el delito, aseguraron a LA NACION altas fuentes de la Casa Rosada.

El Presidente había afirmado anteayer que no tenía ningún reparo en que las Fuerzas Armadas se involucraran en ese tema, pero sólo si ello se hacía legalmente. "No tengo ningún reparo si es legalmente -dijo-. En este momento la ley de seguridad interior lo impide y no se puede violar la ley en un Estado de Derecho."

La propuesta fue hecha por el precandidato presidencial del PJ Carlos Menem durante un acto partidario, el martes último. Si bien Duhalde se mostró de acuerdo con el concepto de emplear a las FF.AA., sus más directos colaboradores confiaron que "el Presidente no hará ningún movimiento en el Congreso".

Esa polémica idea tropieza con la oposición mayoritaria de gran parte del PJ y de la UCR en el Parlamento. Pero Duhalde no quiso quedar enfrentado a lo que en la Casa Rosada consideran una corriente mayoritaria en la gente que propicia la idea.

Menem había dicho que quería a las FF.AA. para combatir a los "delincuentes con capucha", en referencia a los piqueteros. Desde este sector, Juan Carlos Alderete, líder de la Corriente Clasista Combativa, sostuvo que "Menem es el jefe de los mafiosos; hay que fusilarlo".

Kohan responde

En respuesta, ayer el dirigente menemista Alberto Kohan afirmó: "Yo quisiera que todos nos preocupáramos porque hubiera más trabajo, así deja de haber piqueteros. Todos tenemos que trabajar para que haya más libertad, así alguien deja de cortar la ruta encapuchado y con un palo".

En declaraciones a Radio 10, dijo que "los ciudadanos van a agradecer que pongan el estado de sitio en algunos lugares del conurbano".

También le respondió al precandidato presidencial José Manuel de la Sota, que afirmó que "Menem se volvió fascista como Le Pen".

Kohan dijo: "Se ve que De la Sota no vivió en la Argentina cuando Menem era presidente... y claro, porque Menem lo nombró embajador en Brasil". Y le recordó que "después fue gobernador de Córdoba gracias a que Menem se preocupó para que, por primera, vez ganara unas elecciones".

Y agregó: "A veces lo único que tiene límites en la vida es la inteligencia, no la estupidez".

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.