Duhalde recibió apoyo para seguir hasta 2003

Acordaron que el Presidente impondrá los tiempos electorales
(0)
23 de junio de 2002  

SALTA.- El presidente Eduardo Duhalde recibió aquí un compromiso de los gobernadores justicialistas del Norte de no presionar en favor de un anticipo de las elecciones generales, de manera que respetarán por ahora el criterio presidencial de confirmarlas para septiembre de 2003.

Otro compromiso fue conformar con los mandatarios y dirigentes de otras regiones una comisión de enlace que visitará a todos los precandidatos justicialistas en procura de evitar que las elecciones dejen demasiados heridos en el camino. También se busca evitar fracturas en el PJ, como la que podrían producir los precandidatos presidenciales Néstor Kirchner y Adolfo Rodríguez Saá.

Tanto el gobernador de Santa Cruz como el ex mandatario de San Luis reflexionan sobre su posible presentación por fuera del PJ.

El Presidente se reunió anteanoche con los gobernadores de Salta, Juan Carlos Romero; de Tucumán, Julio Miranda; de Jujuy, Eduardo Fellner; de Santiago del Estero, Carlos Díaz; de Misiones, Ricardo Rovira, y de Formosa, Gildo Insfrán. El anfitrión, Romero, confirmó que se presentará como precandidato presidencial dentro del justicialismo.

Acompañaron a Duhalde su esposa, Hilda González de Duhalde, y los ministros de Interior, Jorge Matzkin, y de Trabajo, Graciela Camaño.

Pese a que el Gobierno promueve activamente la regionalización y la fusión de las provincias, Romero se pronunció con énfasis en favor de "mantener la identidad de las provincias". En Balcarce 50 no sorprendió esa postura: las provincias del Norte, por su más prolongada historia, son más resistentes a unificarse entre sí que las del Sur.

Quedó la idea de que la regionalización en el noroeste argentino se haría de otra manera, pero se aseveró que debe concretarse.

Duhalde y Matzkin apoyan las fusiones como las que intentan Neuquén y Río Negro, a partir de un acuerdo firmado el miércoles último.

Ayer, al mediodía, Duhalde partió con su esposa hacia Jujuy, donde emprendió un descanso durante la tarde y todo el día de hoy. Mañana bien temprano partirá en helicóptero hacia La Rioja, donde presidirá la inauguración de la planta aceitera Yovilar, en la localidad de Aimogasta. En ese acto está prevista la presencia también del ex presidente Carlos Menem, otro de los precandidatos en las elecciones internas del PJ.

En el centro salteño, en tanto, se realizó sin incidentes una manifestación de la Corriente Clasista y Combativa en rechazo de la visita de Duhalde y de las detenciones del jueves, cuando se impidió instalar una olla popular frente el Cabildo Histórico. Los 36 detenidos habían sido liberados ese mismo día.

Mal momento

La minicumbre se realizó en la residencia gubernamental de la finca Las Costas, una casona señorial reciclada y ampliada con una inversión que cuestiona la oposición, rodeada de un amplio parque y con fuerte custodia policial, que hizo imposible acceder a las deliberaciones.

Algunos de los participantes confiaron que los gobernadores coincidieron en que el mal humor social torna desaconsejable anticipar los comicios, porque podría haber resultados imprevisibles.

Coincidieron así en que Duhalde deberá definir los tiempos cuando se logre el acuerdo con el FMI y se afiance el sistema financiero. Manifestaron también su respaldo a la reforma electoral recientemente sancionada.

Los gobernadores insistieron en sus reclamos por el pago de deudas atrasadas y por el envío de fondos para la terminación de obras públicas de primera necesidad en la región. Pero estas cuestiones ocuparon un tiempo corto: el objetivo era totalmente político.

El tucumano Miranda destacó la importancia de que los gobernadores no anotados en la interna dialoguen con los candidatos para garantizar su participación. Y subrayó la necesidad de una amplia participación popular en las elecciones internas.

Romero apoyó la reforma electoral y criticó a quienes se oponen por la gravitación que tendrán los aparatos partidarios. "Son como esos chicos que piden la pelota y se van a sus casas", dijo Romero. En cuanto a la fecha electoral, estimó que por lo menos harían falta cuatro meses para las elecciones internas y un tiempo similar para las generales.

"La fecha de elecciones la debe poner el Presidente", aclaró el gobernador Insfrán. Aunque todos coinciden en que ahora no es buen momento.

Claves de la reunión

Duhalde

  • Los gobernadores respaldaron a Duhalde para que conduzca los tiempos electorales y acordaron que no presionarán por un adelantamiento, que ahora juzgan poco previsible.
  • Una comisión del PJ intentará evitar que candidatos como Kirchner o Rodríguez Saá se presenten por fuera del PJ.
  • No habrá fusión entre sus provincias, aunque buscarían otros modos de integración.
  • ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?