Dura condena del Mercosur al golpe de Estado en Honduras

Los países expresaron "el pleno desconocimiento de las elecciones" en las que ganó Lobo y rechazaron la no restitución de Zelaya; fuertes ataques de Chávez a Colombia y Perú
Mariano Obarrio
(0)
8 de diciembre de 2009  • 11:52

MONTEVIDEO.- Los países miembros del Mercosur expresaron hoy a través de un comunicado "su más enérgica condena al golpe del Estado en Honduras", la no restitución del presidente destituido Manuel Zelaya, y manifestaron "el pleno desconocimiento de las elecciones" en las que ganó el candidato liberal Porfirio Lobo.

Ello ocurrió en medio de fuertes cuestionamientos de los mandatarios durante la Cumbre de presidentes del Mercosur que se desarrolla aquí, en la que la presidenta Cristina Kirchner denunció que "ahora se realizan, como en Honduras, golpes cívicos mediáticos" y ratificó que no reconoce "la legalidad de los comicios en Honduras, ni los que surgieron como producto de la ilegalidad".

Contra Colombia y Perú. Por su parte, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, lanzó hoy duros ataques a los representantes de los gobiernos de Colombia y Perú durante la Cumbre porque esos países se negaron a desconocer al gobierno electo de Honduras, encabezado por el liberal Porfirio Lobo, que ganó las elecciones luego del golpe que destituyó a Manuel Zelaya, hoy asilado en la embajada de Brasil.

"Hay gobiernos que todavía reconocen el gobierno de Honduras, eso es preocupante, no están los presidentes de Colombia y de Perú", comenzó Chávez, sabiendo que Alvaro Uribe y Alan García estaban ausentes.

"Eso significa que si hay un golpe en Venezuela y Hugo Chávez tiene que meterse en la embajada de Brasil y lo rodean los golpistas, ¿Significa que los gobiernos de Perú y Colombia también van a reconocer a ese gobierno? Es para reflexionar, debemos jugar claro y transparente", dijo.

"Obama dijo que quería hablar del futuro, no del pasado. Está apoyando el pasado", señaló en referencia al presidente de los Estados Unidos.

"Nosotros tenemos que apretar. No podemos reconocer a este gobierno. Hay un pueblo en resistencia", enfatizó.

"El imperialismo es el de Obama, que puso siete bases militares en Colombia, hemos detectado movimientos militares. Es un plan de guerra contra toda sudamérica", denunció Chávez. Y dijo que "hacen espionaje, intercepción, inteligencia". Completó su acusación al decir que "es Colombia, un gobierno que está representado acá, quienes abrieron la puerta a los militares en los Estados Unidos".

También denunció Chávez que "el asesino" que atentó contra su vida "está asilado en Bogotá" y cargó contra los medios de prensa colombianos, entre ellos el diario El Tiempo.

La respuesta estuvo a cargo del vicepresidente de Colombia, Francisco Santos Calderón, que dijo que "el asilo es una institución histórica". "Es respetable, que nos guste o no tiene una razón de ser que independientemente tiene una existencia que se tiene que preservar", subrayó. Señaló que hubo diferencias "entre el golpe de Honduras y los golpes de los 80 en el continente" y dijo, en referencia al desconocimiento del gobierno electo de Lobo, que "no se puede condenar a un pueblo al aislamiento eterno".

Sobre las bases militares, Santos Calderón respondió que "Colombia no compra armas para conflictos externos" y agregó: "Nuestro problema está adentro, es el terrorismo y el narcotráfico. Seguiremos trabajando para liberar al continente de esas dos plagas".

Por último, el vicepresidente colombiano aseguró que "nuestro cariño al pueblo de Venezuela nos obliga a trabajar de esa manera: tenemos que actuar como bomberos y no ponerle nafta al fuego. Creemos que este incidente lo podemos superar pero sobre la base del respeto mutuo. El acuerdo con EE.UU. jamás se usará para realizar acción contra algún país del continente".

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.