Dura crítica de El País a la relación de Cristina con los medios