Dura reacción en EE.UU. por el acercamiento a Irán

Legisladores demócratas y republicanos pidieron a Kerry que no apoye al país en la pelea con los fondos buitre
Silvia Pisani
(0)
16 de julio de 2013  

WASHINGTON.- El "sospechoso e inquietante" acercamiento del gobierno de Cristina Kirchner a Irán podría convertirse en un serio perjuicio en la disputa con los llamados "fondos buitre" si prospera un "urgente" pedido de legisladores para que el gobierno norteamericano "suspenda" el apoyo legal que ha prestado en esa causa ante el nuevo alineamiento del país con "el principal auspiciante el terrorismo".

La solicitud, calificada como "urgente" ante "nuevas revelaciones" del giro dado en la Argentina hacia el régimen de Teherán, fue dirigida al secretario de Estado, John Kerry, y lleva la firma de legisladores republicanos y demócratas, según pudo saber LA NACION.

La nota, de la que se giraron copias a la responsable de Seguridad Interior, Janet Napolitano, y al fiscal general, Eric Holder, pide especialmente que se "reconsidere" el apoyo legal que Estados Unidos ha prestado hasta ahora a la Argentina en su disputa con los llamados fondos buitre.

Apunta, en forma específica, a la expectativa que el gobierno argentino pone en lograr que la Corte Suprema norteamericana abra sus puertas al expediente en la hipótesis de que sea adverso el fallo que se espera para cualquier momento de la Cámara de Apelaciones.

El pedido de los legisladores es paralelo a una nueva presentación de otros dos diputados republicanos que, por la misma razón y por una "larga inconducta financiera", piden no sólo que no se dé apoyo al país en su disputa con los buitre, sino también que sea expulsado del grupo del G-20.

Ambos reclamos parecen consecuencia de las recientes revelaciones escuchadas en el Congreso sobre el nuevo giro del gobierno de Kirchner respecto de Irán, así como del profundo malestar generado por su negativa a permitir que el fiscal de la causa AMIA, Alberto Nisman, "compartiera" sus hallazgos sobre actividades terroristas de Irán en la región.

Es la primera vez, sin embargo, que se asocia directamente el reclamo de que Washington reaccione "con máxima respuesta" a la decisión de la Argentina de "profundizar sus lazos con Irán" y que eso se traduzca en suspender todo respaldo legal en la disputa con los bonistas que no aceptaron el canje de deuda.

La cuestión parece haber preocupado al gobierno argentino. El canciller Héctor Timerman hizo ayer sugerentes declaraciones en las que recordó que "tradicionalmente" Obama "está en contra" de las "guaridas fiscales" donde operan los "fondos buitre", a los que el diplomático asocia con la demanda judicial contra la Argentina.

El canciller sumó así a la expectativa oficial de que, como se espera, Washington reitere en el futuro inmediato lo que ha sido su posición en esta disputa, en el sentido de que una interpretación de la legislación en favor de los demandantes podría perjudicar futuros procesos de renegociación de deuda de países soberanos.

La Argentina está a la espera del fallo de la Cámara de Apelaciones de Nueva York que tiene en suspenso un fallo del juez Thomas Griesa por el que se condenó al Gobierno a pagar 1300 millones de dólares a los holdouts , tal como se denomina a los tenedores de bonos en default que no aceptaron ninguno de los dos canjes puestos en marcha.

Según The Washington Post, funcionarios del Departamento de Justicia se reunieron días atrás con abogados de ambas partes en la disputa y eso abrió conjeturas de una posible intervención del gobierno demócrata para que la Corte Suprema intervenga en la cuestión.

Muchos expertos ven esa posibilidad como muy poco probable, pero el gobierno confía en que así sea y ha venido haciendo cuanta gestión ha podido al respecto. Ahora son legisladores de ambos partidos los que se suman a la campaña del "no", convencidos de que eso sería ser blandos con un país que se alía con Irán, y así se lo hacen saber a Kerry.

La nota lleva la firma de los legisladores republicanos Michael McCaul, Jeff Duncan, Michael Grimm y Bill Posey, así como de la demócrata por Nueva York Grace Meng. En forma paralela, el republicano por Nueva Jersey Chris Smith pidió que la Argentina sea removida del G-20, solicitud que varias veces se presentó en el Capitolio sin llegar nunca a término.

La infiltración iraní en la región

El fiscal de la causa AMIA, Alberto Nisman, hablará hoy sobre la infiltración del terrorismo iraní en América del Sur. La charla, organizada por el Congreso Judío Latinoamericano, comenzará a las 19 en el Hotel Intercontinental.

Nisman expondrá sobre sus investigaciones, que arrojan evidencias sobre cómo Irán instaló redes de inteligencia en la región con el fin de cometer, fomentar y patrocinar atentados terroristas. Según el fiscal, se habrían instalado en Brasil, Paraguay, Uruguay, Chile y Colombia, entre otros países.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.