Duro ataque de Randazzo a la prensa y a la oposición

Las acusó de atentar contra la democracia por difundir denuncias de irregularidades en el escrutinio
Mariano Obarrio
(0)
31 de agosto de 2011  

En una conferencia de prensa convocada para comunicar el escrutinio definitivo de las elecciones primarias y el triunfo de Cristina Kirchner con el 50,24% de los votos, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, acusó ayer a los dirigentes de la oposición y a los diarios LA NACION y Clarín de tener "una actitud claramente atentatoria contra la calidad institucional, que atenta contra la democracia y contra la transparencia del sistema electoral".

La grave acusación del ministro de la cartera política obedeció a que los dos diarios informaron la semana pasada sobre las denuncias de la oposición de fallas y posibles irregularidades en los telegramas del escrutinio provisional. Ellas tuvieron eco, además, en el juez federal con competencia electoral de La Plata, Manuel Blanco, quien habló de "errores muy grandes en el escrutinio" .

"Hubo un proceso de omisión y tergiversación para empañar el acto electoral, acompañado por miembros de la oposición", acusó Randazzo al dar los resultados del conteo definitivo.

Pero LA NACION y Clarín publicaron, asimismo, la respuesta del presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, que dijo que "no es bueno crear una sensación de que el mecanismo electoral está en cuestión".

Sin embargo, Randazzo señaló que "es grave que se falte a la verdad", aunque esos diarios también habían difundido la respuesta del ministro la semana última a las denuncias, a las que descalificó "de chantada".

En una exposición en la Sala de Conferencias, que duró casi una hora con láminas de powerpoint, el ministro criticó diversos artículos periodísticos de los dos medios. En una de ellas, Randazzo recriminó a este cronista, que estaba presente, por el contenido de una nota publicada el domingo pasado.

Como la lectura de ese artículo fue parcial, este cronista, sin micrófono, le reclamó de viva voz que leyera el texto completo, a lo que el funcionario no accedió.

Al abrirse la ronda de preguntas, este cronista quiso preguntar, pero el micrófono no le llegaba. Tomó entonces la palabra Jorge Sluger, periodista de Radio Ciudad y secretario del Círculo de Periodistas de la Casa Rosada, y dijo: "Ministro, permítame manifestarle mi disconformidad con el contenido de esta conferencia de prensa. Usted usó 40 minutos para castigar a los medios y dicho esto le cedo el micrófono a mi compañero Mariano Obarrio, porque creo que tiene algo que decir".

"Le quiero aclarar que no descalifiqué de ninguna manera a la prensa. Lo único que dije fue leer los datos objetivos de lo que fue ocurriendo desde el día 14 de agosto a la fecha", respondió Randazzo.

Video

Según los datos definitivos que enumeró el titular de Interior, la Presidenta obtuvo 50,24% de los votos en las primarias; Ricardo Alfonsín, 12,20%; Eduardo Duhalde, 12,12%; Hermes Binner, 10,18% y Alberto Rodriguez Saá, 8,17%.

Al ceder Sluger el micrófono, este cronista preguntó: "Usted destacó declaraciones del juez Lorenzetti y mostró un recorte de Clarín. ¿Clarín opera para Lorenzetti? ¿Vamos a tener que pedirle permiso al Gobierno o a la Presidenta para publicar una denuncia opositora en el futuro? Es muy grave lo que dice porque acusó a los medios de atentar contra la democracia".

Randazzo respondió que "no tienen que pedirle permiso a nadie. Tienen que tratar de informar la verdad con absoluta objetividad".

La acusación anterior de Randazzo había sido: "No queremos dejar pasar por alto la irresponsabilidad de ciertos medios, fundamentalmente de Clarín y LA NACION. Y de los dirigentes de la oposición que terminan siendo funcionales a los monopolios mediáticos con una actitud claramente atentatoria contra la calidad institucional, que atenta contra la democracia y contra la transparencia de un sistema electoral que es un ejemplo por su fiabilidad".

Previamente, Raúl Zapata, de Crónica TV, señaló: "Usted ha sido bastante ofensivo para con los medios de comunicación y para algunos colegas. Si usted cree que hubo una operación de dirigentes políticos con medios para atentar contra la democracia ¿por qué no recurre a la Justicia y lo denuncia?"

El ministro replicó: "Yo he sido absolutamente objetivo. Discúlpenme si a alguno he ofendido, no fue mi intención. Mi intención es contarle al pueblo argentino que hemos sido sometidos desde el 14 de agosto a una falta a la verdad, omisión de información, tergiversación para empañar un acto electoral acompañado por algunos dirigentes políticos".

Ante una repregunta del periodista, contestó que "no hace falta recurrir a la Justicia. Nosotros seguimos creyendo en el pueblo argentino".

En tanto, el periodista de Clarín Guido Braslavsky preguntó si las acusaciones personalizadas contra los periodistas no era "peligroso" y contribuía "a generar escenarios de violencia". Randazzo respondió: "Es peligroso cuando se falta a la verdad cuando se escribe. No es peligroso cuando un funcionario público da una conferencia de prensa contando la verdad, sobre todo contando con los datos de la justicia electoral que confirman que todo lo que se dijo en estos días es absolutamente falso".

Y luego agregó: "No los descalifiqué de ninguna manera. Lo que escriben afecta a la calidad institucional generando dudas sobre un sistema absolutamente transparente y fiable. Nos hemos tenido que aguantar cómo los medios intentaron empañar un acto electoral".

Descalificación

El tono de Randazzo fue anticipado el viernes pasado a LA NACION por altas fuentes, cuando aseguraron que el ministro iba a dar una conferencia para "masacrar a la oposición y a la prensa", como informó este diario el domingo pasado. Según admitieron, esa tónica fue conversada con la presidenta Cristina Kirchner: esperar el recuento definitivo para descalificar a los medios que informaron sobre la disconformidad de la oposición.

En su crítica contra este cronista, Randazzo había dicho que quería aclarar que "no es ningún ataque a ningún periodista. Pero tengo que decirlo con total honestidad, yo le dije a Mariano Obarrio, quien está sentado acá, quién designaba a las autoridades de mesa, de quién era responsabilidad, y nos encontramos con que el 28 de agosto (por anteayer) dice: «No cambiarán presidentes de mesa», y debajo «Pese a las quejas, el Gobierno mantendrá en octubrea las mismas autoridades que el 14 de agosto»".

Ante la lectura parcial del texto, este cronista le reclamó al ministro Randazzo de viva voz que leyera el texto completo. Y se produjo el siguiente diálogo.

Randazzo: –Yo le estoy leyendo el titular del diario…

LA NACION: –Lea el texto completo.

Randazzo: –No se enoje porque no es un ataque personal.

LA NACION: –Usted me mencionó. Lea el texto completo.

Randazzo: –Perdón, le pido respeto.

A continuación, el titular del Ministerio del Interior releyó lo que antes había leído sin dar cuenta de que en toda la nota se explicaba que la cartera de Interior había informado que es la justicia electoral [el juez Blanco en Buenos Aires] la que designa y capacita los presidentes, y que no iban a ser cambiados porque la Justicia los había elegido para las primarias y serán los mismos.

Qué dice la nota de Obarrio

El gobierno de Cristina Kirchner no modificará nada en la organización de las elecciones presidenciales del 23 de octubre. Y adelantó que la justicia electoral tampoco cambiará a los presidentes y auxiliares de las 85.936 mesas de todo el país. Serán los mismos que actuaron en las primarias, pese a que cientos de ellos fueron cuestionados por errores en los telegramas confeccionados en las internas abiertas y la oposición amenazó con denunciarlos penalmente. "Los presidentes de mesa ya están elegidos; son los mismos que en las primarias, no habrá cambios", aseguró a LA NACION una fuente cercana al ministro del Interior, Florencio Randazzo.

Textuales del ministro del Interior

"Hubo un proceso de omisión y tergiversación [de parte de los medios] para empañar el acto electoral, acompañado por miembros de la oposición"

"Nunca se imaginaron que iba a haber tal grado de participación, el 78% del padrón concurrió a las urnas. Había una necesidad de ser parte de una democracia"

"Es peligroso cuando se falta a la verdad cuando se escribe. No es peligroso cuando un funcionario público da una conferencia de prensa contando la verdad"

"Hay una actitud claramente atentatoria contra la calidad institucional, que atenta contra la democracia y contra la transparencia del sistema electoral"

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.