Economía insiste en modificar la ley

Dice que no puede cumplir lo acordado
(0)
31 de agosto de 2001  

Desde el próximo lunes el equipo económico empezará a negociar con los ministros de Economía de las provincias la modificación al compromiso federal firmado en diciembre del año último y los lineamientos para una ley de coparticipación federal.

Así lo anunció ayer a LA NACION un funcionario del Ministerio de Economía, que admitió que el secretario de Hacienda, Jorge Baldrich, el de Relaciones con las Provincias, Hugo Garnero, y el Legal y Administrativo, Alfredo Castañón, estarán abocados a esa tarea. Este último, en contacto directo con los diversos jefes de bancada en el Congreso en procura de allanar el camino para una discusión en el recinto.

En Economía creen que el pataleo de los gobernadores (los de la Alianza tuvieron ayer una reunión con el presidente Fernando de la Rúa) es una herramienta mediática, pero que, puertas adentro, no están tan inflexibles para la negociación.

"Saben muy bien que es primordial cumplir con la regla del déficit cero. La mayoría tiene conciencia de la grave crisis en la que se encuentra la Nación, pero también las provincias. Si no funciona el déficit cero, a la Nación le irá muy mal, pero a ellas también", dijo el funcionario consultado.

Sin embargo, para el ministro de Economía bonaerense, Jorge Sarghini, la situación no es de fácil resolución. El mayor Estado provincial exige, al igual que el resto de las provincias, el cumplimiento estricto de lo acordado nueve meses atrás.

"Para que el blindaje, el megacanje y el impuesto a los créditos y débitos fueran posibles las provincias resignamos coparticipación, y en esa resignación se estableció un piso de 1364 millones mensuales (entre todas las provincias). Por eso hay que ser respetuosos de esta ley y a partir de ahí sí discutir cuál es el nuevo esquema de coparticipación que debe regir para adelante", dijo el funcionario.

Por el compromiso fiscal, según los números que maneja la Dirección Nacional de Coordinación Fiscal con las Provincias, al gobierno de Carlos Ruckauf este año le corresponde recibir 3900 millones de pesos, de los cuales ya se desembolsaron 2200 millones, aproximadamente.

En julio, por ejemplo, le fueron girados 272.861 pesos mientras que 322.398 llegaron a las arcas bonaerenses en junio último, en concepto de coparticipación más impuesto a las ganancias, bienes personales y a los combustibles, entre otros.

En opinión de Sarghini, el Gobierno deberá "cortar en algún otro lado si los recursos no le alcanzan, pero el compromiso federal deberá cumplirlo". Para el futuro, el ministro de economía bonaerense sí aceptaría que no se establezca una suma fija como piso de la coparticipación y que el dinero por repartir dependa de la recaudación que se logre.

Piso movedizo

Economía insiste en que es imposible cumplir con los 1364 millones acordados, "por la sencilla razón de que no llegamos a recaudar ese monto". Para el funcionario de Hacienda, "se podría acordar que ese número se mantenga y que lo que no se envía quede como deuda por saldar para cuando la recaudación suba", consideró.

Para eso Cavallo se hizo de la AFIP y logró que el presidente aprobara la llegada de uno de sus hombres a la conducción del estratégico organismo. "Todas las fichas están puestas en aumentar la recaudación porque ahora es un tema definitorio", señaló el integrante del equipo económico.

Hasta 2006 las provincias tienen una coparticipación garantizada tras el pacto fiscal firmado en diciembre último. Allí se estableció que este año y el próximo la Nación debe transferir 1364 millones por mes. Desde 2003, en cambio, se desembolsará un promedio móvil de la recaudación coparticipable de los tres años anteriores, pero con un piso de 1400 millones en 2003; de 1440 millones en 2004 y de 1480 millones en 2005.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?