Eduardo Menem prefiere aguardar los anuncios de Cavallo "antes de opinar"

El senador justicialista expresó que "sería muy peligroso" impulsar el alejamiento de Fernando de la Rúa de la presidencia
(0)
9 de diciembre de 2001  • 11:22

El senador Eduardo Menem prefirió hoy no anticipar la posición de la bancada justicialista ante un eventual nuevo recorte de gastos en el sector público, tal como habría pedido el Fondo Monetario Internacional (FMI) al ministro de Economía, Domingo Cavallo, y consideró que "sería muy peligroso" para el país interrumpir la gestión presidencial de Fernando de la Rúa.

"Si es cierto que el ministro (Cavallo) viene con algunas sugerencias respecto a recortes o algunos temas que van a ser tocados en el presupuesto menos podemos opinar ahora", fundamentó Menem, consultado sobre la supuesta exigencia del FMI de realizar un nuevo ajuste de 4000 millones de pesos.

Respecto de la continuidad de De la Rúa al frente del Ejecutivo, el legislador riojano remarcó que "me parece que sería muy peligroso" para el país impulsar un cambio en ese sentido, al tiempo que ratificó su oposición a la modificación de la Ley de Acefalía, impulsada por el diputado delasotista Eduardo Di Cola.

"Como hombre de la democracia aspiro a que Fernando de la Rúa termine su mandato en el año 2003. Creo que cualquier mensaje en contra de eso no es bueno para las instituciones, no es bueno para el país, nos tenemos que acostumbrar a que cuando se elige un gobernante es para que cumpla su mandato, por lo menos mientras tenemos un sistema presidencialista", sostuvo.

Agregó en diálogo con Radio Diez que "sancionar una modificación a la Ley de Acefalía en estos momentos creo que no es buen mensaje, si usted lee eso es como empujar al Presidente".

Con relación a la concertación pedida por el jefe del Estado, Menem se pronunció en favor del diálogo, sobre todo "en los momentos de crisis", para "buscar los consensos dentro de un marco de racionalidad".

No obstante, aclaró que "buscar el diálogo, buscar los consensos, no significa tampoco acordar cualquier cosa, sino acordar algunas políticas de Estado tendientes a sacar al país de la crisis".

Ante la pregunta de si Cavallo debería dar un paso al costado, respondió: "Yo siempre sostuve en todos los tiempos, inclusive en la época del gobierno del justicialismo, que los colaboradores del Presidente son facultad y resorte exclusivo del titular del Ejecutivo, nadie le puede imponer un nombre ni pedir que saque un nombre".

"Es responsabilidad del Presidente de la Nación los colaboradores que tiene y él es el responsable de si andan bien o si andan mal", enfatizó.

Fuente: DyN

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.