EE.UU. advirtió sobre los problemas que faltan resolver

Le deseó suerte al gobierno de Kirchner
(0)
16 de mayo de 2003  

WASHINGTON.- El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos le deseó ayer suerte a Néstor Kirchner, pero aprovechó para recordarle al presidente electo los temas pendientes que tiene la economía argentina y que deberá resolver.

"Existen muchos asuntos de largo plazo que el presente gobierno no pudo enfrentar", advirtió el subsecretario del Tesoro norteamericano, John Taylor, durante una conferencia de prensa en esta ciudad.

"El nuevo gobierno, al que le deseamos suerte, cuenta con grandes oportunidades para hacer algunos grandes cambios, impulsar el aumento del crecimiento y salir realmente del pozo en que está, de una manera permanente", agregó.

Taylor hizo las declaraciones durante un contacto que tuvo con periodistas para informar sobre la agenda de John Snow, secretario del Tesoro, para la próxima reunión de ministros de Economía del Grupo de los Ocho, que se desarrollará en Francia.

Además del gesto de apoyo hacia Kirchner, el funcionario dedicó elogios para la gestión del presidente Eduardo Duhalde. "Algunas cosas buenas están ocurriendo en la Argentina. El índice de crecimiento está subiendo, la inflación está bajo control y la moneda está fuerte. Las políticas que llevaron a esto son buenas políticas fiscales y monetarias. Por lo tanto, esas macropolíticas deberían ser continuadas y seguidas", afirmó.

Taylor señaló que durante la reunión del Grupo de los Ocho (entidad que reúne a las naciones más desarrolladas del mundo) se trataría también la situación de países como la Argentina: "El encuentro se concentrará en algunos de los esfuerzos de reforma en los que hemos estado trabajando con nuestros colegas en otros ministerios de Finanzas para mejorar la operación en los mercados emergentes".

No es la primera vez que Duhalde recibe un guiño desde Washington. Hace unos días, en plena campaña electoral, la subdirectora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Anne Krueger, había enviado un mensaje que fue recibido con euforia en el Gobierno. "La economía se ha estabilizado notablemente; para sorpresa de todo el mundo, incluso la mía, ha empezado a crecer sin caer en la hiperinflación", dijo la funcionaria, según consignó el diario francés La Tribune.

El respaldo provino esta vez del gobierno de los Estados Unidos, que no siempre coincide con el Fondo. Taylor habló directamente de Duhalde: "Hizo lo que pudo con las cosas con que podía lidiar y por el tiempo que ha estado en el poder".

Para el futuro, señaló el funcionario, existe "una amplia gama de problemas estructurales que deben ser afrontados". Entre otros, Taylor mencionó la deuda externa, tema que el Gobierno espera comenzar a resolver en noviembre próximo, según afirmó hace dos meses el ministro Roberto Lavagna.

La relación del Gobierno con la comunidad internacional fue buena en los últimos tiempos. La semana pasada, el Gobierno y el FMI acordaron modificar las pautas económicas correspondientes al primer trimestre del año, como las previsiones de crecimiento e inflación y la emisión monetaria, incluidas en el convenio firmado en enero.

Así, mientras el acuerdo inicial contemplaba un crecimiento del producto bruto interno (PBI) del 1% y una inflación anual del 22%, tras las modificaciones se espera un alza del 4% en el PBI y una variación de precios minoristas de entre el 15 y el 20%. Esas nuevas condiciones serán anunciadas por Lavagna en las próximas horas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.