EE.UU. hará un doble festejo en la Argentina

Actos en Córdoba y en Buenos Aires
Martín Dinatale
(0)
22 de mayo de 2012  

Será un fuerte gesto para reencauzar las zigzagueantes relaciones entre Washington y Buenos Aires. Y resultará un paso muy importante si se evalúa la situación de tensión que se registraba apenas un año atrás. La embajada de los Estados Unidos en la Argentina se dispone a hacer un doble festejo por el día de la independencia. El 4 de julio habrá un agasajo en la sede diplomática de Buenos Aires y al día siguiente trasladará el día festivo a la ciudad de Córdoba.

El hecho marca un cambio significativo en el vínculo de los Estados Unidos y la Argentina a pesar de que las relaciones entre ambos países siguen tirantes. Pero hay que tener en cuenta que el año pasado no hubo en la embajada norteamericana en Buenos Aires el tradicional cóctel diplomático por el día de la independencia, ya que aún quedaba un malestar por la incautación del material militar del gobierno de Cristina Kirchner a un avión de la fuerza aérea norteamericana.

La relación actual de Buenos Aires y Washington no pasa por su mejor momento. Hace menos de un mes la subsecretaria de Estado para el Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, calificó el vínculo de "difícil". Pero la embajadora norteamericana Vilma Martínez quiere dar vuelta la página y emitir un gesto de buena disposición. Por ello abrirá las puertas de su residencia en Buenos Aires el 4 de julio y festejará el día de la independencia con invitados de la Casa Rosada, empresarios, periodistas y referentes del ámbito cultural y científico argentino.

Al día siguiente, la embajadora Martínez llevará los festejos a Córdoba. Allí la diplomacia norteamericana contará con el apoyo de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en la Argentina y del Instituto Cultural de Intercambio Argentino-Americano para la realización de la fiesta. Será la primera vez en la historia que la embajada norteamericana conmemore el día de la independencia fuera de Buenos Aires.

"Se trata de reflotar la idea de federalismo y emitir un gesto hacia el interior del país", comentaron ayer a La Nacion voceros de la embajada norteamericana. Se sabe que la embajadora Martínez recorrió todas las provincias de la Argentina y allí desarrolló un amplio programa cultural. La diplomática es una admiradora del norte argentino, aunque también disfruta mucho de la Patagonia.

Esta vez se eligió Córdoba por ser la segunda provincia en importante del país y porque se encuentra en el centro de la Argentina. La embajada norteamericana no definió el lugar preciso del festejo, pero descartó una lectura política con la elección de Córdoba ya que el 5 de julio estarán presentes, además del gobernador José Manuel de la Sota, todos los gobernadores que deseen participar del encuentro.

Los festejos por el día de la independencia llegarán dos meses después de que el gobierno de Barack Obama reconoció formalmente que la relación con la Argentina es "difícil" y enfrenta "obstáculos" en áreas sensibles, como el comportamiento financiero internacional del país, la seguridad y la lucha contra el narcotráfico. Jacobson dijo ante el Congreso de su país que la Argentina "necesita retomar una relación positiva con la comunidad financiera internacional". Estas palabras llegaron después de que el Gobierno expropió YPF y recibió duras críticas internacionales.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.