"Embajada paralela": EE.UU. respondió un exhorto argentino

Tras un pedido de informes del juez Ercolini, el gobierno de Obama pidió precisiones sobre qué operaciones privadas se buscan desentrañar; es en torno a una empresa involucrada en los negocios con Venezuela
(0)
13 de octubre de 2011  • 13:05

El Departamento de Estado estadounidense emitió una respuesta a un exhorto enviado por el juez federal argentino Julián Ercolini en el marco de la causa de la denominada "embajada paralela" de Venezuela, denunciada por el ex embajador argentino en Venezuela Eduardo Sadous.

La investigación judicial busca determinar si se pagaron sobornos en la venta de maquinaria agrícola al país caribeño. Según informó la agencia DyN, desde el gobierno de Barack Obama pidieron "precisiones" sobre las operaciones que se buscan determinar desde el juzgado argentino.

El exhorto solicitaba información vinculada con una cuenta de la empresa Palmat Internacional, virtual intermediaria en las transacciones y donde, según las sospechas relacionadas con la investigación, podrían estar depositados fondos de las "comisiones" pagadas por los contratistas a terceros, que habrían regresado como "retornos" para funcionarios.

Noberto Wellish, presidente de Palmat, había pedido a comienzos de este año que la causa en su contra se cerrara ante la falta de evidencias de que esas negociaciones escondieran algún delito. Pero la Cámara Federal entendió que hay que seguir investigando para ver si hay algún ilícito en esas operaciones que había denunciado el ex embajador Sadous.

El Departamento de Estado de los Estados Unidos reclamó a Ercolini que especifique qué movimientos de fondos apunta a determinar, y sobre todo a qué períodos se refiere.

La respuesta al exhorto recuerda que las operaciones a desclasificarse deben ser especificadas, puesto que el resto están protegidas por las leyes federales estadounidenses.

Lenta marcha de la causa

En abril de este año, Ercolini había reactivado la investigación al citar a una veintena de empresarios que realizaron operaciones comerciales con el país caribeño.

Además, pidió datos de las comunicaciones telefónicas entrantes y salientes de los teléfonos celulares que utilizaron Claudio Uberti, ex director del Organismo de Control de Concesiones Viales (Occovi) y denunciado como quien llevaba adelante una diplomacia comercial paralela en Venezuela, y su secretaria Victoria Bereziuk.

La idea es ver si hubo comunicaciones entre el funcionario o sus allegados y los empresarios que exportaron a Venezuela, y determinar si hay indicios de que se hubieran pagado retornos para facilitar esos negocios.

El ex embajador argentino en Venezuela Eduardo Sadous denunció ante la Justicia que unos empresarios que realizaron negocios con ese país le dijeron que debían pagar comisiones del 15 al 20%, y dijo que esos hombres de negocios mencionaron el Ministerio de Planificación. Además, indicó que existía un circuito de negociaciones comerciales paralelo a la actividad diplomática oficial, mediante el cual se cerraban los contratos comerciales. Mencionó a Uberti como quien manejaba ese canal informal.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.