El acto, en un lugar simbólico y con marcado malhumor de Scioli

La Presidenta dio el anuncio en el salón donde velaron a Kirchner
Mariano Obarrio
(0)
22 de junio de 2011  

Vista del salón durante el anuncio de Cristina en busca de la reelección
Vista del salón durante el anuncio de Cristina en busca de la reelección Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Omar Gómez

La decisión de lanzarse al ruedo electoral al comenzar la semana fue adoptada por Cristina Kirchner en su más absoluta soledad, durante su estadía en Río Gallegos, el fin de semana último. Buscó así despejar incertidumbres, evitar la incipiente fuga de intendentes peronistas al duhaldismo y retomar el control de la agenda que perdió con la sucesión de escándalos de corrupción en el Estado , que la pusieron a la defensiva.

Un dato saliente, que llamó la atención de la prensa, fue el raudo retiro del acto del gobernador bonaerense, Daniel Scioli. Por su gesto adusto, parecía de un visible malhumor. Contra su propia costumbre, Scioli no se detuvo cuando fue abordado por LA NACION y por un grupo de periodistas.

Apenas balbuceó palabras de ocasión con cronistas radiales, a paso acelerado. Algunos en el Gobierno comentaron la versión de que la Presidenta le impondría a Scioli como vicegobernador a Gabriel Mariotto, director de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca), una figura decididamente contraria al sciolismo y cultor de la "batalla cultural" de la izquierda kirchnerista.

"No tenía mal humor. Simplemente, Scioli no quiso hablar ni hacer declaraciones, el acto de lanzamiento lo decía todo", dijo un vocero oficial. Y desestimó la versión de Mariotto como vicegobernador. "Scioli no habló ayer con la Presidenta ni hubo contactos de ese tipo", agregó.

Si es así, seguirían en carrera José Pampuro, Cristina Alvarez Rodríguez, Julián Domínguez o Florencio Randazzo para la vicegobernación.

Más allá de Scioli, la Casa Rosada fue convertida ayer en una inmejorable postal triunfalista para un lanzamiento político electoral. Pese a que el acto fue convocado para presentar el programa "LCD para todos", de manera institucional, los jóvenes militantes de La Cámpora y la JP inundaron el ambiente con estribillos de batalla, como "borombombón para Cristina la reelección" o "Che gorila: no te lo decimos más; si la tocan a Cristina qué quilombo se va a armar". Permanecieron hasta una hora después del acto.

Todo transcurrió en el Salón de los Patriotas Latinoamericanos de Balcarce 50, allí donde fueron velados los restos del fallecido ex presidente Néstor Kirchner, el 28 de octubre de 2010. Buscó el simbolismo de la entonces capilla ardiente. "Por aquí pasaron miles de jóvenes que me pidieron que tuviera fuerza", conmemoró la Presidenta.

La sede del Gobierno se convirtió así en una unidad básica del PJ, con el uso de la cadena nacional a su disposición. Ningún otro candidato podrá contar con ese beneficio.

"Una vez más, la Presidenta nos durmió a todos", decía a La Nacion un ministro de los que ocuparon el estrado. Ni los ministros ni los secretarios de Estado conocían la fecha del anuncio. Todos lo esperaban pero se desnudó un alivio auténtico en sus rostros y una ovación cuando ella subrayó: "Vamos a seguir adelante". Los secretarios general de la Presidencia, Oscar Parrilli, y legal y técnico, Carlos Zannini, se enteraron de la magnitud del acto cuando recibieron la orden de preparar el Salón. Allí advirtieron que el anuncio excedería la venta de televisores a bajo precio.

"Ella lo decidió en soledad en Río Gallegos. No está hablando con nadie, desconcierta a todos", dijo una alta fuente. Sólo se enteraron en el Sur sus hijos, Florencia y Máximo, y los empresarios del entorno kirchnerista, Lázaro Báez y Rudy Ulloa Igor.

Se especulaba con que la Presidenta esperaría al fin de semana para anunciar la fórmula conjunta con su candidato a vicepresidente. Suena como posible candidato a vicepresidente. Pero en la Casa Rosada confiaron ayer que el adelanto obedeció a la necesidad de dar certeza a algunos intendentes que comenzaron a fugarse hacia el duhaldismo y a frenar la agenda negativa que apremia a la Casa Rosada: el caso Schoklender, las denuncias en el Inadi, el conflicto docente en Santa Cruz y los problemas con el peronismo de Córdoba.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.