El álbum del FMI: los encuentros secretos con el Gobierno y la oposición

Christine Lagarde, directora del FMI
Christine Lagarde, directora del FMI
Alan Soria Guadalupe
(0)
24 de febrero de 2019  • 18:16

En su tercera visita a la Argentina para monitorear el cumplimiento del acuerdo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ocupó buena parte de su agenda pública con reuniones con referentes de la oposición.

En los albores del año electoral en el que el endeudamiento será un tema seguro de debate, el organismo multilateral de crédito que acordó con el Gobierno el mayor préstamo de su historia (US$57.000 millones) se mostró interesado en los perfiles de los dirigentes que ya tienen un pie en la carrera electoral y que pueden llegar a la Casa Rosada para el período en el que la Argentina deberá pagar sus deudas.

El italiano Roberto Cardarelli, que lidera la misión en nuestro país, y el jamaiquino Trevor Alleyne, representante del fondo en la Argentina, integran el equipo que revisó las cuentas durante dos semanas. Mantuvieron numerosos encuentros con funcionarios del gobierno de Mauricio Macri , pero también se reunieron con el diputado nacional Axel Kicillof ; con el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey , y con el economista Roberto Lavagna , además de conversar con la CGT. Sergio Massa no fue parte de la agenda esta vez porque ya se había reunido con el Fondo en noviembre. Mientras el macrismo manifestó que el acuerdo se desarrolla de acuerdo a lo previsto, la oposición ya expresó que una renegociación del convenio puede volverse inevitable en el corto plazo para evitar el default si la Argentina no retoma el crecimiento.

La visita terminó el viernes y el FMI señaló que se registraron "avances importantes" en el programa. En las próximas semanas, los técnicos deberán elevar un informe al directorio del organismo, que decidirá si están dadas las condiciones para que se libere una nueva partida de fondos por US$10.800, la más abultada para este año.

Los técnicos del FMI, en una de las reuniones con funcionarios del Gobierno
Los técnicos del FMI, en una de las reuniones con funcionarios del Gobierno

Las reuniones con el Gobierno

La agenda de la tercera revisión del FMI en la Argentina se inauguró el lunes 11 de febrero, cuando los enviados por el organismo se reunieron por poco más de una hora en el Banco Central con el secretario de Política Económica, Miguel Braun, y el vicepresidente del BCRA, Gustavo Cañonero. A lo largo de su estadía en la Argentina, los técnicos mantuvieron encuentros con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne ; con el presidente del Banco Central, Guido Sandleris ; con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio ; con el secretario de Agroindustria, Luis Miguel Echevehere, y con el ministro de Hacienda bonaerense, Hernán Lacunza , entre otros funcionarios.

Con el inicio del año electoral como telón de fondo, los enviados discutieron con el macrismo el avance del programa fiscal y monetario que, según el Gobierno, se desarrolla dentro de los parámetros previstos, una evaluación que no es compartida por la oposición.

Pese a los últimos movimientos del dólar, que generaron cierto resquemor en los mercados la semana que pasó, en el oficialismo insisten en que la variación libre de la divisa dentro de las bandas de flotación no es tan determinante como la meta de cumplimiento del déficit, que en 2018 el Gobierno cumplió, y que es la llave principal para los desembolsos.

El Fondo, por su parte, reiteró durante su paso por la Argentina que habrá una recuperación a partir del segundo trimestre aunque advirtió sobre los "riesgos" y admitió, a través de Cardarelli, "preocupación" por el estado de la economía.

El exministro de Economía recibió a los técnicos del FMI en su despacho del Congreso
El exministro de Economía recibió a los técnicos del FMI en su despacho del Congreso

Kicillof y el riesgo de default

Fue quizás la reunión más importante de esta visita del fondo con la oposición. Como representante del espacio que promete disputarle la presidencia a Mauricio Macri, el exministro de Economía y diputado nacional Axel Kicillof recibió a los técnicos del organismo en su oficina del Congreso con pronósticos sombríos para el futuro de la economía y una advertencia que será uno de los temas de discusión durante la campaña electoral: la posibilidad de que la Argentina no pueda cumplir con el pago de la deuda al FMI.

Sin dejar entrever una eventual ruptura con el organismo en caso de que el kirchnerismo vuelva al poder pese a que Unidad Ciudadana fue el principal detractor en la firma del acuerdo, Kicillof aseguró durante el encuentro que es necesario un cambio urgente en el programa económico nacional para garantizar el crecimiento y evitar un default.

"Se remarcó que sin un programa sustentable no hay crecimiento posible por lo que se vuelve inviable el pago de los compromisos. (…) "Cardarelli y Alleyne se manifestaron preocupados por la situación nacional. Dicen que éste fue sólo un plan de estabilización de la macroeconomía. En particular del tipo de cambio", sostuvo Kicillof en un comunicado difundido al término de la reunión.

El diputado, que recibió al FMI con la venia de Cristina Kirchner, también relató en el escrito que le planteó a los técnicos que el acuerdo firmado en plena crisis cambiaria no había contado con "la principal fuerza opositora".

Los encuentros con Urtubey y Massa

Durante esta visita del Fondo al país, los técnicos establecieron nexos con otros dirigentes de Alternativa Federal como Juan Manuel Urtubey. Los enviados del organismo se habían reunido con Sergio Massa en noviembre último, durante la segunda revisión del acuerdo.

Esta vez, la reunión tuvo lugar con el gobernador de Salta, que alertó sobre la "baja sustentabilidad" de la economía argentina y el riesgo de que no se pueda pagar la deuda. "Si no crece la economía argentina es técnicamente imposible alcanzar ninguna de las variables que la argentina necesita para ser sustentable. Necesitamos crecer para poder cumplir con nuestras obligaciones. Los muertos no pagan deudas", sostuvo el funcionario a la salida del encuentro al tiempo que dijo que los técnicos se mostraron preocupados por la alta inflación.

En esa línea, Urtubey también buscó dejarle claro al Fondo que él cree que la deuda debe pagarse para no perder confianza externa, pero que para fortalecer esa credibilidad también se necesitan cambios estructurales como "reconstruir el sistema financiero al servicio de la producción" y "cambiar el sistema político". En los últimos meses, el gobernador había insinuado en reiteradas ocasiones que la Argentina debía adoptar un sistema parlamentario.

Pese a que se había reunido en noviembre, Massa volvió a referirse esta semana al acuerdo con el Fondo e ratificó que si llega a la Presidencia propondrá una rediscusión del convenio firmado el año pasado.

El exministro de Economía se reunió con el FMI en sus oficinas del microcentro porteño
El exministro de Economía se reunió con el FMI en sus oficinas del microcentro porteño

Lavagna y el futuro del acuerdo

Sin una candidatura definida aún, el equipo del FMI decidió también reunirse el lunes pasado con el exministro de Economía de Néstor Kirchner en sus oficinas del microcentro porteño. Con el mismo hermetismo con el que evita dar definiciones sobre su futuro político, el entorno de Lavagna dejó trascender pocos detalles sobre la reunión que, según indicaron, no se focalizó en la coyuntura o el corto plazo, sino en cuestiones "estratégicas" para los próximos años y en la posibilidad de que el acuerdo tenga que ser rediscutido después de las próximas elecciones presidenciales para que la Argentina pueda honrar su deuda sin sobresaltos. Un reclamo que se escucha cada vez con más frecuencia entre los candidatos peronistas y que planteó Sergio Massa en la última reunión que mantuvieron en noviembre.

Los técnicos del FMI aprovecharon el encuentro con el peronista no solo por haberse convertido en un posible presidenciable, sino por su experiencia en la gestión y en el vínculo con el Fondo. Fue recién en enero 2006, cuando él cumplía sus primeros meses fuera del gabinete de Kirchner, que el entonces presidente anunció el pago total de la deuda al organismo.

El equipo encabezado por Cardarelli y Alleyne difundió en un breve comunicado que la reunión con el dirigente había sido "productiva" y destacó "la oportunidad para escuchar la visión de Lavagna sobre las perspectivas económicas de la Argentina y el plan económico del gobierno respaldado por el FMI".

La reunión con la CGT fue una de las últimas de la misión del FMI en la Argentina
La reunión con la CGT fue una de las últimas de la misión del FMI en la Argentina

La preocupación de la CGT

Hacia el final de su visita de dos semanas por la Argentina, el equipo del Fondo se reunió con una comitiva de la CGT en la sede de la Uocra. En línea con los planteos de la oposición, la central obrera puso sobre la mesa la necesidad de rediscutir el acuerdo el año próximo, con un nuevo gobierno "sea el político que sea", debido a que actualmente no se perciben los resultados que estaban previstos en el acuerdo.

"Los pronósticos económicos que hizo el Fondo no se cumplieron. No se ven resultados en materia de inflación, ni de recuperación del salario, ni de actividad económica ni de perspectivas de crecimiento", sostuvo la CGT en un comunicado tras la reunión.

Además, la central obrera expresó su preocupación sobre la "gobernabilidad" a partir del año próximo si se mantiene el nivel de ajuste para reducir el déficit fiscal, con su respectivo costo económico y social. En ese sentido, los sindicalistas advirtieron que "está latente una reacción" en rechazo al plan económico del macrismo, lo que puede interpretarse como una convocatoria a un paro nacional.

El Fondo, por su parte, negó que el acuerdo firmado con el Gobierno exigiera la imposición de una reforma laboral y aseguró que comparte la "preocupación" que le manifestaron los gremios respecto de la situación económica. "Todos estamos preocupados por la economía. Nosotros creemos que va a ser mejor en 2019, pero claro que hay riesgos, como siempre", dijo Cardarelli tras el encuentro.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.