"El argentino no generará inflación"

El flamante presidente del Banco Nación, David Expósito, además le restó importancia al tipo de cambio que tendrá la nueva moneda con respecto al dólar, al remarcar que "los sectores más pobres usan el dinero para comer, no para comprar divisas"
(0)
27 de diciembre de 2001  • 10:45

El flamante presidente del Banco Nación, David Expósito, señaló hoy que el "argentino", la nueva moneda que el Gobierno emitirá en los próximos días, no generará inflación, y le restó importancia al tipo de cambio que tendrá con respecto al dólar, al remarcar que "los sectores más pobres usan el dinero para comer, no para comprar divisas".

De esta manera, Expósito indicó que "la creación de la nueva moneda no es simplemente un arbitrio artificioso de caracter monetario", sino que se trata de "un instrumento al servicio de una política económica que apunta a estimular el crecimiento de la demanda de los sectores más necesitados de la sociedad".

En ese sentido, precisó que la emisión del argentino "está pensada para hacer cosas concretas, como un millón de planes Trabajar, un plan de viviendas, el restablecimiento del 13 por ciento recortado a los sueldos estatales, en definitiva, provocar un shock en la demanda, aumentar el consumo, resolver las necesidades básicas insatisfechas de la población y al mismo tiempo aumentar la recaudación tributaria".

"Lo que hay es elevada demanda para transacción, no para comprar divisas", remarcó Expósito, quien puso de relieve que "en los sectores más humildes de la sociedad, el dinero se utiliza para comer no para comprar dólares".

Además, presidente del Banco Nación consideró poco probable que el argentino pueda generar inflación, al asegurar que "la Argentina puede absorber la magnitud de emisión de moneda para transacciones mucho antes que haya presión en el nivel de precios o en el tipo de cambio".

Por otro lado, Expósito estacó que "la economía argentina tiene dos grandes problemas como son la crisis de la deuda pública y la situación social".

Asimismo, indicó que "la extrema iliquidez de la economía se manifiesta porque la gente guarda los dólares y los pesos, y no existe incentivo para gastar".

Por lo tanto, el titular del BNA señaló que "todo esto tiene una consecuencia en el sector público", y añadió que "diciembre tendrá una caída en la recaudación de más del 20 por ciento, a lo cual no es ajeno el corralito financiero creado por la gestión económica anterior".

Fuente: DyN

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.