El ARI suma a famosos y a peronistas

Carrió promueve en las listas de candidatos a Mario Cafiero y a Susana Rinaldi
Carrió promueve en las listas de candidatos a Mario Cafiero y a Susana Rinaldi
(0)
25 de agosto de 2001  

Con candidatos surgidos de casi todo el espectro político -lo que generó algunos encontronazos en los últimos días-, el movimiento Alternativa para una República de Iguales (ARI) terminaba anoche de acomodar las listas electorales con las que su líder, la diputada Elisa Carrió, pretende lograr el gran golpe en octubre.

Las arduas negociaciones de última hora dieron por resultado la confirmación del justicialista Mario Cafiero como segundo candidato en la lista de diputados de la provincia de Buenos Aires, y, según fuentes cercanas a Carrió, de la cantante Susana Rinaldi en el segundo lugar de la nómina de senadores por la Capital, donde el ARI apunta a ganar la elección.

Incluso se llegó a estudiar la incorporación de la sindicalista Alicia Castro, que sondeó sus posibilidades de sumarse al ARI debido al conflictivo cierre de listas entre su fuerza, el Frente Para el Cambio, y el Polo Social, de Luis Farinello.

Tras confirmar su negativa a ser candidata, pese a los altos índices de popularidad que alcanza, Carrió se dedicó a congregar la mayor cantidad posible de voluntades con las cuales armar una estructura nacional. Así, el ARI estará en todos los distritos y la diputada se dedicará a recorrer el país para apuntalar a sus listas.

Pero el objetivo central de la nueva fuerza será la ciudad de Buenos Aires, donde las encuestas ubican a Carrió al tope de la intención de voto. Para el cargo de senador, la lista estará encabezada por el diputado socialista Alfredo Bravo, cofundador del ARI.

El socialismo también se aseguró el primer lugar en las candidaturas para diputados tanto en la Capital como en Buenos Aires, donde los postulantes a la reelección son Héctor Polino y Jorge Rivas, respectivamente. Esos lugares estaban cantados casi desde que el ARI se perfiló como una fuerza con identidad propia en los comicios. Pero armar el resto de la grilla causó no pocas discusiones.

Carrió optó por sumar a políticos desencantados con sus partidos sin importar su origen. A Bravo no le convencían muchos de los nombres que se fueron acercando a la diputada que investiga el lavado de dinero.

La mayor crisis ocurrió esta semana, cuando se debatía el ingreso del ex vicegobernador de Buenos Aires Rafael Romá (fue mano derecha de Eduardo Duhalde) y del diputado Mario Cafiero, que había sido marginado de la lista del PJ bonaerense.

Dos legisladores del ARI confiaron a La Nacion que las discusiones llegaron al punto que Carrió amenazó con irse si se cerraba la posibilidad de integrar a Cafiero a la nómina de candidatos por el hecho de ser peronista.

Ultimos retoques

La negociación por terminar las listas de diputados continuaba anoche. Carrió confirmó a Cafiero y al intendente de Trenque Lauquen, Jorge Barrachia, como candidato a senador.

En Capital hubo otros encontronazos por la posición en la lista de diputados. Carrió quiso incorporar a Liliana Chiernajowsky, esposa de Carlos “Chacho” Alvarez, lo que irritó a los socialistas, que se sienten traicionados por el ex líder del Frepaso. El intento fracasó y el segundo lugar será para la radical Laura Mussa. Luego irían el socialista Norberto La Porta, Dora Barrancos y Fernando Cantero.

En Buenos Aires, después de Rivas y Cafiero, están Marcela Rodríguez, el ex frepasista Jorge Giles y el sindicalista Ariel Basteiro, aunque hasta anoche no estaba decidido el orden.

En el interior, el ARI intenta sumar bancas en Chaco (provincia de Carrió), donde el escritor Mempo Giardinelli es candidato a senador. También en Santiago del Estero tendrá fuerza por un pacto con un partido provincial. En Córdoba (el ex radical Hugo Storani es postulante a senador) y La Pampa consiguieron el apoyo de parte del Frepaso.

Dura embestida

  • La titular del ARI, Elisa Carrió, reclamó ayer que el presidente De la Rúa sea juzgado en el Tribunal de Etica del radicalismo “por traicionar los principios partidarios”. Fue su respuesta a la decisión del comité provincia de la UCR de expulsar a los radicales que serán candidatos del ARI. En una conferencia de prensa, Carrió reclamó que sean juzgados Enrique Nosiglia y el jefe de Gabinete, Chrystian Colombo, y fustigó al titular de la UCR bonaerense, Federico Storani. “En una época fue mi ídolo. Hoy me llevo la mayor decepción”, enfatizó.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.