El avance de las causas, en observación

Jueces y fiscales niegan que estén estancadas
Maia Jastreblansky
(0)
22 de octubre de 2016  

La política sacudió en las últimas horas los despachos de Comodoro Py. A los oídos de jueces y fiscales llegó la crítica del Gobierno por el ritmo de las causas de corrupción. Si bien reconocen que el primer semestre fue voraz por las escenas de billetes al desnudo y el cúmulo de datos nuevos, en los tribunales niegan haber soltado el acelerador. Aseguran que están en etapas de análisis de pruebas y que trabajan hasta 16 horas por día.

Es cierto que los primeros meses del año fueron agudos en los tribunales de Comodoro Py. El video de "La Rosadita" permitió atar cabos sueltos en el caso Lázaro Báez, la noche de José López en el convento despabiló una causa que llevaba ocho años y la nueva gestión de Vialidad dejó al desnudo la caja política del kirchnerismo. Lo judicial fue una noticia sin fin durante un semestre, porque el nuevo contexto político permitió destrabar causas y acceder a nueva información.

Pero en los últimos días, el trabajo de la Justicia volvió a ser cuestionado. El primer golpe llegó del puño de Margarita Stolbizer, quien comenzó a despertar en la opinión pública la idea de "parate judicial". También se preguntó, con picardía política, si el Poder Ejecutivo pudo haberse inmiscuido en los tribunales. Pero el Gobierno tiró la pelota a la tribuna y colocó la mira en los jueces. En palabras del ministro del Interior, Rogelio Frigerio: "Parecía que la Justicia se había puesto las pilas, pero el proceso está cada vez más lento o paralizado".

Ayer, en Comodoro Py, fiscales y jueces intentaban disimular su ofuscamiento, pero rechazaban, con ímpetu, estar bajando la guardia. "Estamos trabajando 16 horas diarias, pero no se puede indagar todos los días a un funcionario", resumían en una fiscalía de expedientes calientes.

Otros consideraban que se está avanzando con pasos menos visibles "hacia afuera".

"A principios de año hubo muchas medidas de puesta en escena, pero ahora estamos analizando toda la prueba y eso no sale en los medios", decían.

Las causas contra Cristina

Stolbizer hizo sus explosivas declaraciones tras analizar las novedades judiciales en las causas que investigan a Cristina Kirchner. De Hotesur anotó "sin novedades desde julio" y apuntó las demoras en la investigación del convenio de Aerolíneas Argentinas.

La causa Hotesur pasó a manos del juez federal Julián Ercolini y del fiscal Gerardo Pollicita en abril de este año. Los investigadores ayer negaban que el expediente esté en suspenso. Explicaron a LA NACION que sigue en marcha un amplio peritaje de 33 puntos sobre Hotesur SA, de la mano de diez expertos. También, un estudio sobre los libros contables de la firma para entender los flujos de dinero. "Sin conocer los números, no se puede impulsar otra medida", explicaron a LA NACION.

El mismo juez y el mismo fiscal tienen la causa llamada "de la obra pública". En los tribunales muchos coinciden que esa es la "causa madre", porque fueron esas las arcas que nutrieron los supuestos flujos de dinero que se investigan en otros casos. Ayer, Pollicita pidió ampliar la imputación contra Cristina. En el próximo mes se espera un desfile de funcionarios citados a indagatoria, un raid que podría traer novedades antes de la feria judicial.

En la causa Los Sauces, en manos del juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Rívolo, se aguarda que dentro de tres semanas finalice un amplio peritaje contable a la firma de los Kirchner. Puertas adentro, en estos días se investigan los movimientos bancarios y se avanza con la tasación de los bienes de la empresa.

El caso de "la ruta del dinero K", en el que el juez federal Sebastián Casanello y el fiscal Guillermo Marijuan investigan a Báez por lavado de dinero, está a la espera de información clave desde el exterior. "Se aguardan dos exhortos importantes que lograron ser destrabados en Suiza y Panamá", explican los investigadores. También esperan un megaperitaje que debería estar listo dentro de un mes.

Más allá de las pericias, otros factores demoraron la elevación de juicio del primer tramo de la causa Báez: los organismos del Estado querellantes se opusieron a "fragmentar" la causa, sin antes investigar a Cristina. Y lo mismo pidió la Cámara Federal. Eso, sin contar las dilaciones por los múltiples planteos de la defensa.

¿Y López? El juez Daniel Rafecas ya dijo que antes de fin de año la causa podría ser elevada a juicio. La llave para destrabarlo hoy está en la Sala II de la Cámara Federal, que debe responder las apelaciones de los cuatro procesados.

Más allá de la defensa cerrada, los fiscales y jueces no niegan que se podría trabajar mejor y más rápido. Pero también mencionan "la dilación por planteos de las defensas", el "colapso administrativo" y la falta de condiciones de trabajo.

También admiten un punto de inflexión con el cambio de gestión, no sin cierta desazón por las recientes críticas del Gobierno. "Que digan lo que quieran", se oyó decir ayer en una fiscalía. Otra vez, la política tocó la puerta de los juzgados.

Jueces y fiscales niegan un parate
Jueces y fiscales niegan un parate

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.