El BCRA cuestionó al ente elegido para pagar a los bonistas

En un informe oficial se señalan dificultades de gestión y otros problemas en Nación Fideicomisos
Hugo Alconada Mon
(0)
21 de septiembre de 2014  

La entidad elegida por el Gobierno como nuevo agente de pago de la deuda soberana, Nación Fideicomisos, registró deficiencias en la gestión de cientos de millones de pesos y el cierre de sus estados contables auditados, según surge de un informe técnico del Banco Central (BCRA), cuya copia obtuvo LA NACION.

Identificado como "Memorando de Observaciones Preliminares", el informe alerta también que Nación Fideicomisos y su controlante, el Banco Nación (BNA), arrastran desde hace años dificultades para evaluar y gestionar sus riesgos legales y de reputación, por lo que recomienda desarrollar un "plan de acción" para solucionarlos.

El análisis del equipo técnico del BCRA se centra en la situación del BNA y de Nación Fideicomisos hasta el 30 de octubre de 2013, el último año de Juan Carlos Fábrega como presidente del principal banco público del país, antes de pasar al Central a mediados de noviembre pasado.

Las observaciones, sin embargo, no sólo se centran en la gestión de Fábrega al frente del BNA. Alertan también sobre "algunas debilidades observadas en la actuación" de Nación Fideicomisos justo antes de que asuma como reemplazo del Bank of New York, según lo establecido en la ley que sancionó el Congreso hace diez días para cambiar la sede de pago a los bonistas que ingresaron a las reestructuraciones de la deuda de 2005 y de 2010.

El plan oficial es que los bonistas que aceptaron la reestructuración cobren a través de Nación Fideicomisos, así como se depositarán los fondos para el 7,6% que rechazaron los canjes anteriores, incluidos los fondos que litigan contra la Argentina.

"El 7,6 [los holdouts] pueden venir y cambiar esos bonos, y si lo hacen, va a conseguir un 300 por ciento de ganancias. ¿Es poco para el señor [titular del fondo NML, Paul] Singer? Sí, porque es buitre, pero le vamos a pagar", desafió Kicillof, el 20 de agosto, durante una conferencia de prensa que compartió con el secretario legal y técnico de la Presidencia, Carlos Zannini.

Ajenos a la iniciativa oficial, los técnicos del Central incluyeron un pedido concreto en su informe preliminar tras inspeccionar al Banco Nación: le recomendaron que como controlante de Nación Fideicomisos monte un "proceso interno, integrado y global, para evaluar la suficiencia de su capital económico en función del perfil de riesgo".

Ese proceso debería incluir, añadieron, "una adecuada planificación de las necesidades conforme la evolución de los negocios, los posibles impactos en función de los riesgos materialmente significativos a los que se encuentra expuesto" todo el grupo.

Ante la consulta de LA NACION, desde el Banco Central indicaron que el informe resulta "más benigno" que el emitido en 2012 sobre el BNA, tras completarse la revisión correspondiente a 2011, al punto de que en ese anterior reporte se alertó sobre "importantes debilidades detectadas", "fallas graves de control interno" y "deficiencias".

Justamente las limitaciones de Nación Fideicomisos para realizar una operación tan compleja como un canje de deuda fueron uno de los motivos por los cuales la oposición objetó el proyecto del oficialismo.

Desde el Banco Nación, en tanto, liderado ahora por dos aliados de Kicillof, Juan Ignacio Forlón y Enrique Arceo -presidente a su vez de Nación Fideicomisos-, no respondieron a LA NACION, tras solicitar el jueves que se enviara la consulta por correo electrónico.

Pero sus técnicos deberán presentar este lunes su respuesta al informe del BCRA, tras solicitar unos días de prórroga. Así, el informe definitivo del Central podría completarse en unos meses.

Entre las "debilidades" expuestas desde del Central que requieren "acciones prioritarias" por parte del BNA y su grupo de empresas, consignaron que "la entidad administra estructuras complejas [fideicomisos] que requieren procesos adecuados de evaluación y gestión de riesgos como, por ejemplo, el legal y reputacional", mientras que los controles internos sobre esas actividades más complejas no están "en un plano de igualdad" respecto al resto de la operatoria del Nación.

"Debilidades observadas"

Los técnicos también indicaron que las "debilidades observadas tanto en la actuación del banco, así como de su empresa controlada Nación Fideicomisos" son varias. La primera, que "la administración y gestión de los fideicomisos" se desarrolla mediante "planillas de cálculos y procedimientos no automatizados", además de que no hay "manuales de procedimiento".

La segunda debilidad pasa por "el atraso en la emisión de estados contables auditados" y la "actualización de las auditorías externas de los fideicomisos", lo que, aun cuando destacan que "se han verificado mejoras" con respecto a la inspección anterior, todavía resta avanzar "para minimizar la exposición al riesgo legal y reputacional por el atraso en la emisión de estados contables auditados".

Los técnicos del BCRA vieron "mejoras" en ese sentido, aunque no totales. Tanto el BNA como Nación Fideicomisos, indicaron, "deberán seguir avanzando" para "minimizar la exposición" a los riesgos que continúan allí, y corregir otras falencias. Una de ellas, a la hora de clasificar los fideicomisos en públicos y privados -porque son o no del Estado y atienden intereses públicos, o porque cotizan o no en Bolsa-, distinción dual que "genera confusión" y puede llevar a "conclusiones erróneas de los usuarios de la información".

Desde el BCRA alertaron también sobre los datos desactualizados con que cuenta Nación Fideicomisos sobre 92 juicios y cómo incluir en su sistema informático Advocatus otros 235 juicios en los que "es parte como fiduciario". Eso, indicaron, requiere "regularización inmediata considerando el riesgo legal que puede acarrear tanto [para] la empresa como el banco".

Del editor: qué significa. La oposición había advertido que Nación Fideicomisos no estaba en condiciones de tramitar el pago de la deuda. El informe del Central parece avalarlos.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.