El BID y el Banco Mundial enviarán de inmediato US$ 2000 millones

Son préstamos ya aprobados que habían sido bloqueados al no cumplirse con las metas fiscales comprometidas en diciembre El Banco Mundial y el BID otorgarán US$ 1000 millones cada uno Serán utilizados en planes sociales Hay otros 9000 millones de dólares retenidos por el incumplimiento argentino
Jorge Rosales
(0)
29 de enero de 2002  

WASHINGTON.- En el primer gesto concreto de que la Argentina recibirá ayuda financiera internacional extraordinaria, el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) anunciaron ayer que acelerarán el desembolso de los préstamos, al mismo tiempo que estos dos últimos organismos dijeron que están dispuestos a enviar en forma urgente 2000 millones de dólares para paliar la crisis económica y social.

Es la primera acción de los tres máximos organismos financieros internacionales para dar ayuda a la Argentina, lo que marca una decisión política de no permitir que se agrave el difícil cuadro que presenta nuestro país.

La urgencia y la solidez de la ayuda extraordinaria, cuyas cifras aún no se conocen, se acordará con el gobierno de Eduardo Duhalde una vez que se haya resuelto el nuevo programa económico. Pero por primera vez el BM por su lado y el BID por el suyo anunciaron en comunicados separados que están dispuestos a redireccionar préstamos ya aprobados -pero no desembolsados aún- por 1000 millones de dólares cada uno.

El FMI aún dispone de 9000 millones de dólares de préstamos otorgados a la Argentina, pero cuyos desembolsos se bloquearon en diciembre, cuando el organismo consideró que el país había dejado de cumplir con las metas fiscales establecidas en el programa económico.

Desayuno preocupado

La importancia y preocupación que ocupa hoy la crisis argentina en la agenda de los organismos financieros internacionales quedaron marcadas ayer en el desayuno que compartieron el titular del Fondo, Horst Koehler, y los presidentes del BM, James Wolfensohn, y del BID, Enrique Iglesias.

La reunión fue en el despacho de Koehler y luego los tres presidentes dieron un comunicado conjunto difundido a través del FMI. "Esto demuestra que hay una actitud de entender la situación de nuestro país y la voluntad de escuchar a los funcionarios argentinos. Una vez que se apruebe el presupuesto, el ministro de Economía, Jorge Remes Lenicov, va a tener una atención muy favorable de los organismos, y especialmente del Fondo", dijo anoche el canciller Carlos Ruckauf, que hoy se reunirá con el secretario del Tesoro, Paul O´Neill, uno de los hombres clave para la futura ayuda a nuestro país.

"Queremos expresar nuestra profunda preocupación por los continuos disturbios económicos y sociales en la Argentina y reiterar que el FMI, el BM y el BID están listos para ayudar a la gente de ese país por los atemorizantes desafíos que enfrentan", señalaron en el comunicado.

"El FMI continuará trabajando rápidamente con las autoridades de la Argentina para la definición y formulación de un plan económico coherente para superar la crisis", dice la nota. El organismo expresó que las metas del plan, "que el FMI podría respaldar con asistencia financiera, apuntan a recrear la actividad, preservar la estabilidad macroeconómica y sentar las bases del crecimiento".

"En este contexto, el FMI está proveyendo asistencia técnica en materia de sistema financiero, presupuestaria y de deuda, y una misión del organismo viajará esta semana nuevamente a Buenos Aires", agregó.

El gesto de los tres organismos, y en particular del FMI, estaría influido por el informe que el titular del BID esbozó luego de su paso de la semana última por Buenos Aires, dijeron a LA NACION fuentes de los organismos multilaterales.

El comunicado concluye diciendo que el BM y el BID "están listos para acelerar las actuales líneas de préstamos para la Argentina, para proveer inmediatamente de asistencia en las áreas sociales que tienen más necesidades, como son las áreas de educación, salud y nutrición".

En ese sentido, el BM informó a última hora de ayer que está comprometido en concentrar sus esfuerzos en los sectores pobres y vulnerables de la Argentina. Dijo que su apoyo "actualmente vigente, y planificado con antelación, está disponible y podría ser redirigido para proveer ayuda hasta por 1000 millones de dólares, sujeto a la aprobación del directorio del banco y en respuesta a las acciones y políticas del gobierno argentino".

El organismo "está listo para colaborar de la manera más exhaustiva y rápida posible", señaló el BM. El apoyo sería para cubrir necesidades del sector educativo, así como para salud y programas orientados a calmar las necesidades nutricionales básicas de los niños y familias pobres. El BID, por su parte, anunció también que acelerará el desembolso de US$ 1000 millones para programas sociales prioritarios, como subsidios para madres jefas de hogar desocupadas y el suministro de medicinas básicas indispensables.

Apoyo del BID y el Banco Mundial

Enrique Iglesias (BID)

  • La entidad decidió acelerar la entrega de US$ 1000 millones para financiar programas que ayuden a mejorar las condiciones de vida de los sectores más vulnerables.
  • James Wolfensohn (BM)

  • La entidad se comprometió a concentrar sus esfuerzos en los sectores pobres de la Argentina y a dar su apoyo para asegurar la educación y la salud de los niños.
  • ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?