España busca apoyo internacional y amenaza con una ruptura de las relaciones con la Argentina