El palacio. El canciller, harto de las versiones, confirmó la visita de Bush al país