El caserón de Olivos fue tasado en US$ 1 millón

El valor es muy superior al que pagó Freiler en 2014, de $ 2,8 millones
Iván Ruiz
(0)
31 de marzo de 2017  

Freiler declaró la casa por la mitad de su valor fiscal y no informó las obras que realizó durante un año
Freiler declaró la casa por la mitad de su valor fiscal y no informó las obras que realizó durante un año Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk

El caserón blanco de dos plantas se levanta justo frente a la quinta presidencial de Olivos. Es una coqueta zona residencial, pero esa propiedad de 600 m2 no pasa inadvertida. Eduardo Freiler, el flamante dueño de la mansión, pagó $ 2,8 millones por ese inmueble en 2014, un número muy por debajo del valor de mercado.

Una tasación de oficio realizada por el Banco Nación estableció que, como mínimo, la casa costaba más de un millón de dólares. "En el mejor de los escenarios, y dando por cierto que el inmueble debía ser objeto de mejoras, se tomó el valor más bajo por metro cuadrado edificado en la zona", explican en el informe, al que accedió LA NACION.

La diferencia entre lo declarado por Freiler y el valor de mercado calculado por el Banco Nación es de $ 8,5 millones.

LA NACION reveló en agosto de 2015 que Freiler compró la casona en una extraña operación inmobiliaria con un precio irrisorio. El camarista explicó a este diario que la propiedad había costado $ 2,8 millones porque estaba prácticamente destruida.

Allá por 2013, en la esquina de Villate y Catamarca se levantaba una casa de dos pisos semiabandonada. Dos años después, el caserón blanco lucía renovado, con portones y ventanas nuevas, y con reformas edilicias sobre el frente para disfrutar de las vistas sobre la quinta presidencial.

Pese a la dimensión de las obras, el juez nunca informó las reformas de su nueva casa en la declaración jurada de 2015. ¿Cuánto costaron las mejoras? Por lo menos, $ 3 millones. Unos $ 2,6 millones corresponden al costo estimado de construcción, según el expediente de obra. A ese número se le agregan casi $ 300.000 en honorarios del arquitecto y otros gastos imponderables de la construcción.

Ni la tasación ni la estimación de los gastos de mejoras incluyen el equipamiento que Freiler pudo haber incluido en su casa como bienes del hogar.

No es el único problema vinculado a una vivienda que el polémico camarista enfrenta en el Consejo de la Magistratura. Freiler tampoco declaró gastos por el alquiler de la casa que actualmente habita, también ubicada en Vicente López. Los peritos calcularon que paga $ 50.000 por mes por ese inmueble, es decir, un tercio de los ingresos que tiene como juez.

Vista aérea del caserón de Olivos del magistrado que fue tasado en US$ 1 millón
Vista aérea del caserón de Olivos del magistrado que fue tasado en US$ 1 millón Crédito: Google Maps

Por: Iván Ruiz
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.