El caso bonaerense alertó al mercado por otras provincias

Aunque los vencimientos mayores son en 2021, el anuncio de Kicillof produjo incertidumbre
Gabriela Origlia
(0)
19 de enero de 2020  

CÓRDOBA.- Después del anuncio de Axel Kicillof de que no pagará el vencimiento de capital de un bono de Buenos Aires que vence el próximo 26, las calificadoras de riesgo más importantes se comunicaron con varios gobernadores para sondear el panorama en otros distritos con próximos compromisos este año.

Aunque el peso de las amortizaciones es en 2021, el episodio provocó incertidumbre. Los representantes de las agencias catalogaron de "improvisación" lo sucedido entre la Nación y Buenos Aires. Los analistas no esperan que otros distritos posterguen sus pagos este año.

Las provincias, como la Nación, se endeudaron fuerte entre 2016 e inicios de 2018; emitieron US$11.200 millones en los mercados internacionales; para este año las amortizaciones de bonos en moneda extranjera y nacional suman US$1100 millones, el 2,2% de los ingresos operativos consolidados estimados. Desde hace unos meses la preocupación estaba focalizada en Buenos Aires, que concentra el 65% de los vencimientos de este año.

La más preocupante fue siempre Buenos Aires, que enfrenta amortizaciones por US$1200 millones este año, de los cuales US$830 millones son bonos internacionales. Para todas las provincias desde el año que viene los pagos aumentarán, ya que los bonos internacionales que fueron emitidos principalmente en 2016 y 2017 comenzarán a amortizarse. Por caso, Córdoba tiene vencimientos de US$725 millones en 2021.

Para la calificadora crediticia S&P Global, desde 2021 el rango de opciones de financiamiento de las provincias será crucial para su calidad crediticia, "debido a que sus niveles de liquidez probablemente no evitarán los riesgos de refinanciamiento del servicio de deuda más grande, en moneda extranjera".

Daniel Marx, exsecretario de Finanzas, exnegociador de la deuda externa argentina y director de la consultora Quantum Finanzas, señaló a LA NACION que es "difícil" que la situación de la Argentina "siga así durante más de un año; algún curso debería tomar y se deberían ir clarificando las cosas; suspendida como está, no puede durar".

Marx admitió que el episodio de Buenos Aires provocó ruidos: "No sé si fue inteligente o no, si se podría haber comunicado mejor o no. Fue la reacción frente a lo que tenían en ese momento, no había tantas opciones".

A su entender, en teoría, podría haber otras provincias que aprovecharan la situación de Buenos Aires para "colarse", pero enfatizó que "no quieren hacerlo y eso evita más incertidumbre". Apuntó que un reperfilamiento nacional daría un paraguas a los gobernadores e indicó que una propuesta de deuda "no se hace en el vacío, sino en el contexto de programa económico; entiendo que es en lo que están trabajando".

Marcelo Capello, director del Ieral, planteó que si en este primer semestre se arregla la situación de la deuda nacional, Buenos Aires podría acceder a los mercados para afrontar el vencimiento de ese mes, que equivale al 80% de sus ingresos; luego, entre julio y diciembre, el peso de los servicios de la deuda baja a niveles más accesibles (entre 3% y 16% de los recursos).

El informe del Ieral describe que el mayor peso de la deuda respecto de los ingresos lo tiene Jujuy, con 41%, seguida por Chubut, Buenos Aires y La Rioja, con alrededor del 32%. Luego siguen Mendoza (29,7%) y Río Negro (26%).

También repasa que Buenos Aires tenía necesidad de mejorar la infraestructura, ya que fue la provincia que menos invirtió entre 2011 y 2015; en esos años su gasto de capital representó 4,5% del total. Detrás se ubicaron Tucumán (6,7%), Santa Fe (7,2%) y Córdoba (8,5%).

En el otro extremo, Santiago del Estero destinó 39% y San Luis, 45%. Capello explica la baja inversión bonaerense, principalmente, a su progresiva pérdida de participación en la coparticipación por el techo de Fondo del Conurbano, que comenzó a resolverse por el Pacto Fiscal. El año pasado la participación de Buenos Aires en coparticipación fue del 22,2%.

"Puede decirse que el techo del Fondo del Conurbano le hizo perder un máximo de 9,2 puntos porcentuales de participación a Buenos Aires en 2015, cuando el actual gobernador era ministro de Economía de la Nación", grafica.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.