El Central activa mecanismos para combatir la ola de rumores