El cineasta Piñeyro declaró como testigo por su película

El director de "Fuerza Aérea Sociedad Anónima" fue citado por un fiscal para aportar información acerca de las denuncias sobre irregularidades en el control del tráfico aéreo que hace en el film
(0)
4 de septiembre de 2006  • 15:14

El director de cine Enrique Piñeyro declaró en los Tribunales de Retiro como testigo en la causa iniciada por el presunto "delito de acción pública" que se desprende de una denuncia efectuada en la película "Fuerza Aérea Sociedad Anónima" de su autoría.

El fiscal federal Carlos Rívolo inició de oficio "una investigación preliminar", por lo que citó a Piñeyro después de haber analizado una copia del film, que fue estrenado la semana pasada. Además, le pidió al director que se presente en su despacho con toda la documentación en que se basó para hacer la película.

El film trata sobre la inseguridad en el tráfico aéreo del país y continúa el tono denunciante de la opera prima del mismo director, "Whisky, Romeo, Zulú", centrada en el accidente de un avión de LAPA, compañía de la que Piñeyro fue piloto, que causó decenas de muertos hace siete años en el Aeroparque Jorge Newbery.

"Nada que hacer". Antes de ingresar en el edificio de Comodoro Py 2002, Piñeyro ratificó los cuestionamientos que plantea en la película.

"La cúpula de la Fuerza Aérea no tiene nada que hacer en la aviación civil", evaluó el ex piloto al tiempo que consideró que el control militar del área constituye un "residuo del Proceso".

El proyecto oficial. Un día después del estreno del film, el Gobierno desempolvó un proyecto que ya había confeccionado el año pasado el por entonces ministro de Defensa, José Pampuro, para quitar de la esfera de la Fuerza Aérea el control de la Aviación.

El viernes pasado, la ministra de Defensa, Nilda Garré, ordenó al jefe de la Fuerza Aérea, brigadier general Eduardo Schiaffino, investigar presuntas irregularidades cometidas en el Comando de Regiones Aéreas, encargado del control de la aviación civil, a partir de las denuncias que aparecen en el documental de Piñeyro.

De avanzar la propuesta oficial para traspasar el control del área a manos civiles, que ahora impulsa Garré, sería la Secretaría de Transporte, que conduce Ricardo Jaime, la nueva encargada de controlar el tráfico aéreo civil.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.