El comienzo de un largo camino hacia el juicio oral

El fallo será revisado por la Cámara; además, Lijo tiene medidas pendientes
(0)
29 de junio de 2014  

La Justicia nunca había llegado tan lejos en una causa contra un vicepresidente en funciones, pero todavía falta mucho para que Amado Boudou enfrente un tribunal oral, si es que algún día lo hace.

Por lo pronto, la semana próxima él y los demás procesados pedirán que la Cámara Federal revise el fallo de Ariel Lijo. Los jueces de la Sala I, Eduardo Freiler, Eduardo Farah y Jorge Ballestero, decidirán si lo confirman o lo revocan. La defensa de Nicolás Ciccone ya adelantó que solicitará, además, una serie de nulidades que, de admitirlas el tribunal, podrían hacer caer parte de la causa.

Los camaristas pueden tomarse meses para revisar los procesamientos. La Sala I fue históricamente, de las dos salas de la Cámara, la más amigable con el Gobierno. Cómo resolverá en este caso es un misterio. El mes pasado estos mismos jueces ratificaron a Lijo en la causa, cuando declararon abstracto un planteo para anular las testimoniales de los Ciccone. Le pidieron, además, que investigara "la ruta del dinero": quiénes fueron los dueños de los fondos con los que se reactivó la imprenta.

Boudou, que dice que el dinero lo puso Raúl Moneta, se quejó de que Lijo no hubiera avanzado en esta línea. En su fallo, el juez le contestó. "Aquí resta decir que dicha investigación [por la ruta del dinero] fue realizada por la fiscalía; que aún está pendiente el resultado de varias medidas, y, más relevante aún, que la determinación del origen de esos fondos en nada influye en la acreditación del hecho imputado [contra el vicepresidente]."

Por orden de la Cámara, Lijo tiene que profundizar esta investigación con medidas que es posible que aporten más pruebas sobre los actuales imputados y sumen nuevos; en cualquier caso, se alargarán los tiempos del expediente.

Además, en paralelo, Lijo tiene pendientes una serie de indagatorias; entre ellas, la de Guido Forcieri, que era jefe de gabinete de Boudou en Economía y está acusado de haber intervenido en las gestiones para el salvataje de Ciccone. Hoy es representante argentino en el Banco Mundial. Estaba citado para la semana pasada, pero pidió posponer su indagatoria. El juez también deberá volver a escuchar a Boudou, que el viernes pidió ampliar su declaración. Además de ellos dos, el juzgado evalúa otras citaciones.

Junto con esta causa, Lijo también investiga a Boudou y a su entorno por enriquecimiento ilícito. Reunió mucha documentación, que está siendo analizada por la fiscalía. Que Lijo sostenga que la imprenta Ciccone era de Boudou complica más al vice en este expediente.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.