El comunicado de Germán Moldes: pide una definición "hoy mismo" de la Cámara de Casación sobre la denuncia de Nisman

El fiscal general presentó un pedido al tribunal para que se termine "toda dilación o demora injustificada" en el trámite de la denuncia del fallecido fiscal del caso AMIA contra Cristina Kirchner y otros dirigentes
(0)
15 de abril de 2015  • 09:57

Tras la decisión de la Cámara Federal de conceder su recurso de apelación, el fiscal general Germán Moldes reclamó esta mañana que "hoy mismo" la Cámara de Casación decida si se avanzará o no con la denuncia del fallecido fiscal de la causa AMIA Alberto Nisman contra la presidenta Cristina Kirchner y otros dirigentes oficialistas.

En un texto que difundió radio Mitre, el funcionario del Ministerio Público alertó sobre la posibilidad de eventuales maniobras para "poner prematuro final" a la acusación que había hecho Nisman contra la primera línea política del Gobierno por un presunto intento de encubrimiento a iraníes vinculados al atentado a la mutual judía.

Las eventuales maniobras a las que hace referencia el titular de la Fiscalía General ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal están relacionadas con los turnos. Aunque no se sabe qué jueces de la Casación intervendrán en el caso, porque se decide por sorteo, sí se conoce qué fiscal intervendrá.

La primera quincena de abril -o sea, hasta hoy- interviene el fiscal Ricardo Weschler; la segunda, Javier de Luca. Es probable que De Luca, de la agrupación oficialista Justicia Legítima, comparta los argumentos que llevaron a desestimar la denuncia de Nisman, lo que supondría una derrota para Moldes.

Si la causa se eleva a Casación hoy, 15 de abril, le tocará intervenir al fiscal Wechsler, pero si el envío de la causa se concreta mañana, 16 de abril, será el turno de De Luca.

La actuación del fiscal es clave en una causa penal porque es el dueño de la acción, en representación de los intereses de la sociedad. Si el fiscal cree que no hay delito, la causa podría morir en el acto, y los jueces de la Casación poco podrían decir. En cambio, si la impulsa, la denuncia de Nisman tendrá chances de continuar.

El texto completo del comunicado

"Hoy, muy temprano, presenté un escrito ante la Sala I de la Cámara Federal dándome por notificado de la resolución que declaró admisible mi recurso de casación interpuesto contra lo resuelto por esa sala el pasado 26 de marzo. Se confirmaba allí la desestimación de la denuncia radicada en enero por el fallecido fiscal Alberto Nisman contra la Presidente de la Nación, otros funcionarios y algunos privados. Solicité que, hallándose agotados todos los pasos procesales, se pusiera fin a toda dilación o demora injustificada y se elevase la causa HOY MISMO y sin más trámite a la Cámara Federal de Casación Penal a fin de que se diera inmediato tratamiento a ese recurso.

Más allá de cuál pueda ser el resultado de mi petición, lo cierto es que con ese escrito se terminan mis posibilidades de actuación en esta instancia en la que se dirimió la apelación interpuesta por el fiscal Pollicita en contra de aquella desestimación inicial dictada por el Juez Rafecas. A partir de aquí el trámite seguirá su curso ante otro Tribunal y tanto la representación del órgano jurisdiccional como la del Ministerio Público serán encarnadas por otros funcionarios.

En consecuencia, a mí me corresponde llamarme a silencio con relación a los pasos sucesivos de este caso, porque cualquier opinión que vertiese podría considerarse invasiva de la esfera de decisión de quienes, a partir de ahora, cargarán con la responsabilidad de resolverlo.

Atrás quedan jornadas de arduo trabajo y agobiante tensión, días en los que se enfriaron antiguos afectos y se encontraron solidaridades inesperadas, en los que se sufrieron zancadillas alevosas, agravios personales y ataques injustos, pero también se cosecharon adhesiones, respaldos y lealtades que no caerán en el olvido.

Hasta aquí llegó mi responsabilidad personal y funcional en este trámite de apelación. Todo lo que tenía por decir lo dije y todo lo que tenía por hacer lo hice.

Entrego la denuncia de Alberto Nisman con vida, a pesar de los redoblados y combinados esfuerzos desarrollados por ponerle prematuro final. Creo haber cumplido con mi deber".

La Cámara de Casación resolverá si la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman contra la presidenta Cristina Kirchner, a la que acusó de encubrir a Irán en la investigación del ataque a la AMIA, debe ser investigada o si, por el contrario, su destino es el archivo, como lo propusieron las instancias anteriores.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.