El Congreso insiste en rechazar vetos