El Congreso mantendrá su estructura de poder

Así lo decidieron las conducciones del PJ de las dos cámaras
Laura Serra
(0)
17 de mayo de 2003  

No habrá cambios en la estructura de poder del Congreso, al menos hasta diciembre próximo. La decisión, que adoptaron en simultáneo las cúpulas justicialistas de ambas cámaras, podría aparecer irrelevante de no ser por un detalle: el presidente electo, Néstor Kirchner, no fue consultado al respecto, como tampoco los miembros de las bancadas.

Los códigos no escritos del Parlamento establecen que cuando asume un nuevo presidente es éste el que bendice a los legisladores que lo representarán en la delicada tarea de aprobar las leyes. Los nombres surgen naturalmente de las bancadas oficialistas y por lo general se trata de legisladores de la más estricta confianza del flamante jefe del Estado.

Esta vez no ocurrió así. El interrogante de hoy es si Kirchner estará dispuesto a avalar esta señal de poder que, tácitamente, le envió el PJ en el Congreso, que, al menos en la Cámara baja, es dominado por el PJ bonaerense.

Ayer, desde Santa Cruz, el presidente electo pareció enviarles un tácito mensaje. Señaló que mantendrá un "vínculo distinto" con los legisladores y que "si esperan que será un toma y daca, no va a ser así".

En el Senado, la situación no pasaría a mayores: el vicepresidente electo, Daniel Scioli -que la semana próxima asumirá la titularidad de este cuerpo-, avaló anteayer públicamente al jefe del bloque, Miguel Pichetto (Río Negro), y a José Luis Gioja (San Juan), actual presidente provisional. "Ambos demostraron un firme acompañamiento a las leyes que impulsó el gobierno de transición de Eduardo Duhalde", enfatizó.

Cuota de poder

Habrá que ver qué sucede en la Cámara baja, donde el poder real lo ostenta el justicialismo bonaerense, que comanda el bloque oficialista con el titular del cuerpo, Eduardo Camaño, a la cabeza. En definitiva, será el lugar donde Eduardo Duhalde concentrará una cuota importante de poder una vez que abandone la Casa Rosada.

Por esta razón, resultó muy sugestivo a algunos diputados justicialistas -no bonaerenses- que la cúpula del bloque haya definido, en tan pocas horas, mantener la actual estructura de poder sin consultar a sus colegas.

Con esta decisión, mantendrían sus puestos Camaño, como titular del cuerpo, y el actual triunvirato integrado por José María Díaz Bancalari (Buenos Aires), Manuel Baladrón (La Pampa) y Jorge Obeid (Santa Fe) como jefes de bloque.

El caso de Obeid merece una aclaración: el diputado ya anticipó a sus pares su preferencia por competir por la gobernación de su provincia, por lo que no estaría demasiado interesado en conducir el bloque del PJ. "De todas maneras, cualquiera sea el lugar que ocupe, voy a trabajar fuerte y firme por la aprobación de los proyectos", aclaró.

Ahora bien, ¿será bueno o malo para Kirchner que las actuales autoridades permanezcan en sus cargos?

"Nuestro único objetivo será sacar las leyes que el Gobierno necesite. Para eso contará con toda nuestra lealtad", enfatizó a LA NACION un encumbrado diputado bonaerense, en un intento por despejar fantasmas.

Entre los legisladores afines a Kirchner -encarnados en el llamado "grupo Talcahuano"- la decisión de sus colegas bonaerenses no fue tan bien recibida. No sólo porque no fueron consultados, sino porque ni siquiera se abrió la discusión al resto del bloque.

Pero la discusión de fondo es más compleja. Estos legisladores, comandados por Sergio Acevedo (un hombre de confianza de Kirchner), pugnan por desterrar las viejas prácticas que signaron el manejo del Congreso y que tanto descrédito le han costado. Impulsan un cambio en la estrategia de alianzas y una administración más transparente. Ellos están convencidos de que las actuales autoridades no están dispuestas a semejante renovación.

La pregunta que se abre ahora es qué postura (y a qué sector) privilegiará Kirchner.

  • Ballottage suspendido. La Cámara Nacional Electoral dio por concluido el proceso administrativo de la segunda vuelta electoral luego de que la junta aceptó la renuncia de Carlos Menem y Juan Carlos Romero a competir. Empleados del Ministerio del Interior desarmaban ayer las urnas que iban a utilizarse mañana.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.