El control de depósitos quedó fuera del debate

El Fondo se resigna a aceptar la medida
(0)
9 de diciembre de 2001  

Amenazaba con transformarse en uno de los puntos más conflictivos de la negociación, pero finalmente quedó a un lado del debate.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) se resignó a aceptar que las medidas adoptadas por el Gobierno hace una semana para frenar la fuga de capitales deberán quedarse por un buen tiempo más. Con esta decisión, el Palacio de Hacienda logra que el fin de las restricciones no se transforme en una condicionalidad para resucitar el blindaje financiero.

Los técnicos del organismo habían rechazado de plano este paquete financiero y pretendían que se eliminara cuanto antes. Pero la delegación argentina explicó ayer en Washington que hasta que no cambien las circunstancias que llevaron a adoptar estas restricciones no hay margen para ponerles un punto final.

Fuentes del Palacio de Hacienda indicaron a LA NACION que la gira terminó en buenos términos, en relación con el portazo que había pegado el FMI al abandonar el país hace unos días. Al respecto, aclararon que se revirtió la idea de que el programa estaba terminado, pero por supuesto que tampoco está on track (en marcha), porque falta que el Gobierno en su conjunto diga si acepta las condiciones que pidió el organismo multilateral de crédito.

Los técnicos aceptaron las proyecciones de gasto contenidas en el presupuesto, pero se acordó que habrá medidas en el campo de los ingresos para llegar al ajuste deseado. En particular, se acordó una reforma en materia impositiva que permita fortalecer la alicaída recaudación.

Además, se le pidió otro esfuerzo al ministro: que el ahorro derivado del canje de deuda vaya bastante más allá de los 7000 millones de dólares pautados en el proyecto de presupuesto.

El próximo paso será saber si el Fondo desembolsará los US$ 1260 millones correspondientes al último tramo del blindaje de este año. Tal vez lo hagan, se afirmó, porque en diciembre hay vencimientos por US$ 205 millones con los organismos multilaterales y el Fondo no va a querer quedarse sin su propio pago.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.