El conurbano, favorecido por el plan de cooperativas de trabajo

El GBA recibió en un año el 80 por ciento del presupuesto global del polémico programa
Marcelo Veneranda
(0)
17 de agosto de 2010  

La orden era "profundizar el modelo"; el objetivo, recuperar el conurbano bonaerense, donde Néstor Kirchner acababa de perder las elecciones legislativas del 28 de junio. El instrumento no se hizo esperar: a un año de su lanzamiento, el plan de cooperativas Argentina Trabaja destinó más del 80 por ciento de su presupuesto al conurbano bonaerense, colocando en situación de dependencia con respecto al Estado a más de 100.000 desocupados del Gran Buenos Aires.

Según una encumbrada fuente del Ministerio de Desarrollo Social, que dirige Alicia Kirchner -hermana del ex presidente y posible candidata a gobernadora bonaerense-, actualmente existen unos 125.000 cooperativistas en todo el país, que cobran cerca de 1300 pesos mensuales. De ellos, 107.000 viven en Buenos Aires, 15.000 en Tucumán y 3000 en la ciudad de Corrientes.

Son todos distritos manejados por aliados de la Casa Rosada, como también lo serán los próximos destinatarios del programa, de acuerdo con la misma fuente: las provincias de Chaco y Mendoza, donde gobiernan Jorge Capitanich y Celso Jaque, respectivamente. El resto del país, donde la crisis económica golpea con igual virulencia, deberá esperar su turno.

Para miles de desocupados, las cooperativas significaron la posibilidad de insertarse en el mercado laboral, con todo lo que ello implicaba en el contexto posterior a la crisis internacional. Pero las denuncias de manejo clientelar de las inscripciones por parte de los intendentes y piqueteros kirchneristas, así como la falta de información sobre las obras, empañaron todo el proceso.

De acuerdo con el único informe pormenorizado del ministerio, que fue solicitado por la organización Poder Ciudadano, hasta el 27 de abril pasado existían 1790 cooperativas constituidas, de las cuales 1490 funcionaban en la provincia de Buenos Aires. Sólo en los 30 partidos del conurbano había 1387 cooperativas, que fueron las primeras en constituirse.

Según el mismo documento, firmado por el secretario de Coordinación y Monitoreo Institucional del Ministerio, Carlos Castagneto, a través de las 1490 cooperativas el Estado había dirigido un total de 1443 millones de pesos a los territorios de los barones del conurbano, sobre un total de 1734 millones de pesos (83%).

Si se multiplican las 1490 cooperativas por los 60 miembros previstos en el plan (que pueden ser menos), el total de beneficiarios bonaerenses asciende a 17.400, número similar al ofrecido por el funcionario consultado por LA NACION.

Sin embargo, tan sólo un mes antes, en otro pedido de informes entregado a Poder Ciudadano, el ministerio dijo contar al 10 de marzo con 61.793 personas "bajo convenio": unas 40.000 personas -o 660 cooperativas- menos que el 27 de abril.

Para el titular de Poder Ciudadano, Hernán Charosky, no existen constancias de que el organismo que supervisa a las cooperativas, el Inaes, tenga capacidad técnica para inscribir esa cifra en un mes y, mucho menos, para controlar las 1790 cooperativas declaradas.

"Se generó la tormenta perfecta para el descontrol: la Sindicatura General de la Nación (Sigen) dejó de publicar en Internet las auditorías, con el argumento de que involucran datos personales; tampoco se sabe dónde conseguir los informes de las universidades que se comprometieron a controlar las tareas, y resulta evidentemente imposible que los municipios puedan administrar el trabajo de esa cantidad de personas", indicó Charosky.

Poca transparencia

"Tampoco se sabe nada de la ejecución presupuestaria en concepto de materiales y herramientas [que depende de los municipios]", agregó, para cerrar: "Se trata de un programa que no fue diseñado para dar información transparente".

Actualmente, quien intente conocer la cantidad de cooperativas operativas a través de la página del ministerio se encontrará con que sólo existen 1017 registradas en Buenos Aires, lo que implica un máximo de 61.020 beneficiarios posibles, nuevamente, a contramano de los documentos oficiales anteriormente emitidos.

LA NACION tuvo acceso a los informes de Poder Ciudadano anteayer. Desde el viernes 6 intentó contactar al responsable directo del programa, Aldo Marconetto, a quien se le solicitó información y una entrevista para hacer un balance del plan, a un año de su creación. Desde el despacho del subsecretario de Organización de Ingresos Sociales indicaron que Marconetto no dispondría de tiempo en toda la semana.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.