El cruce de Cynthia García con los manifestantes

Al igual que el año pasado, el programa ultrakirchnerista envió a la panelista para cubrir la marcha contra el Gobierno, pero sólo transmitió por 30 minutos; se despidió denunciando que se encontraba en una "situación de vulnerabilidad de agresión al móvil"
(0)
19 de abril de 2013  • 03:48

Al igual que en la protesta de las mismas características que tuvo lugar en noviembre del año pasado, el programa oficialista 678 envió a la panelista Cynthia García a la Plaza de Mayo, principal epicentro de la manifestación denominada 18 A.

"Estamos aquí en la Plaza de Mayo una vez más, frente al edificio de la AFIP, abriendo una vez más el micrófono para dar lugar a los testimonios de la gente", fueron sus primeras palabras a la cámara, en diálogo con sus compañeros en el piso del programa, que le habían dado pie para comenzar la cobertura del acto.

La descripción que hizo García de la marcha fue concisa: "Es una marcha masiva, en la Catedral está la mayoría de los politicos, capitalizando por primera vez esta movilización. Ese es el dato importante esta noche, porque la del 8N ningún político se atrevió a capitalizarla", lanzó.

A su alrededor, los gritos y abucheos de la gente que la rodeaba y los sonidos de las cornetas de los manifestantes la obligaban a gritar. Detrás suyo, un cartel mostraba dos fotos, la de una bombilla y la de Cristina Kirchner. Un texto rezaba: "Esto es una bombilla. Esta es una chorra".

Video

"Gracias por venir", fue una de las primeras palabras que dirigió la periodista a uno de los manifestantes con los que conversó durante la marcha.

Cuando otro le expresó: "No debe ser fácil para vos estar acá", ella contestó: "No importa, pensemos juntos". Una de las quejas del entrevistado era que no hubiera movilidad social. Sobre lo cual la periodista señaló: "Permitime decirte que esa movilidad social es la que se está dando en la región. Se duplicó la clase media en el país", detalló.

Más tarde, otro manifestante acusó al Gobierno de mentir y presentó como ejemplo los números publicados por el Indec. "¿Vos decís que te están mintiendo?", lo consultó García. El entrevistado asintió: "¿Vos decís que se puede comer con seis pesos por día como dice el Indec?", le dijo. García replicó: ¿Querés que te responda? El Indec no mide inflación, sino el índice de precios", aseguró, y le pregunto sobre otro tema: la "representatividad política".

"Estoy bien, quiero mandar tranquilidad a mi familia"

Minutos después, García anunció que haría una pausa en la transmisión desde la Plaza de Mayo y el programa pasó a emitirse nuevamente desde el piso, donde los panelistas y el conductor del programa explayaron sus análisis sobre el cacerolazo. Pasadas las 21.30, se interrumpieron para anunciar que el móvil de García no podía volver al aire "por agresiones de los manifestantes" y entablaron un diálogo con la periodista, esta vez sin imágenes.

"Estoy bien, quiero mandarle tranquilidad a mi familia", dijo. Su voz se escuchaba con eco. Y describió su situación: "Nos refugiamos en el camión del móvil. Estábamos en una charla tranquila. Ustedes lo veían, estaban los gritos por detrás, estaba la gente que eligió hablar con nosotros. Cuando volví al piso, como suele pasar, esa horda que grita pero se contiene por el vivo, se acercó y empezó a cerrar el circulo. Yo por precaución, me metí al móvil. No íbamos a caer en la vulnerabilidad de la agresión al móvil", expresó.

Y continuó: "En la plaza, toda la gente que hay es la que está frente al móvil de la TV Pública. Van a verlo en el material fílmico que vamos a pasar mañana".

Finalmente, concluyó la comunicación: "Yo quería salir al aire para seguir contándoles y seguir hablando con la gente. No va a ser posible, no nos vamos a exponer a ningún tipo de agresión. Me despido de ustedes y les agradezco que hayamos podido charlar", saludó a sus compañeros. Y aparecieron las imágenes del piso del canal.

Agresiones a periodistas de Télam

Un grupo de personas que se encontraba en la tradicional plaza agredió a periodistas de la agencia oficial de noticias Télam. El equipo de trabajadores se encontraba cubriendo la marcha opositora, cuando comenzaron a "hostigarlos primero y luego a agredirlos físicamente, con empujones, patadas y golpes de puño", denunciaron.

Los trabajadores atacados fueron la cronista María Belén López del Río y el camarógrafo Santiago Ventura, y además de los golpes recibidos, la agencia sufrió la rotura de sus materiales de trabajo.

"Estábamos trabajando, más allá del medio al que pertenecemos, somos trabajadores de prensa", afirmó López del Río en diálogo con el programa Lo que el día nos dejó, que transmite Radio del Plata. "Ni bien llegamos a la Plaza de Mayo recibimos una serie de insultos", detalló.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.