Perfiles/ Ricardo López Murphy. El cruzado de la disciplina