El debate es aún una deuda con la sociedad

Ahora el que no quiere es Kirchner
(0)
4 de mayo de 2003  

El debate público entre candidatos a presidente seguirá siendo una materia pendiente en la Argentina luego del ballottage del 18 del actual.

En la campaña previa a la primera vuelta electoral los principales candidatos se negaron a participar de un debate, con la sola excepción de Ricardo López Murphy, postulante por el Movimiento Federal Recrear, que insistió en la necesidad de discutir ideas y propuestas públicamente.

Aunque el argumento del menemismo para rechazar los debates fue históricamente que "el que va primero no debate", fue Carlos Menem el que esta semana desafió a su rival en el ballottage, Néstor Kirchner, a confrontar ideas antes del próximo 18. Y fue más allá. Dijo que si el candidato santacruceño no quería debatir, que "por lo menos lo haga su patrón", como denominó al presidente Eduardo Duhalde.

A pesar de haber asegurado durante una entrevista con LA NACION que se publicó el 20 de abril que no tenía problemas en "debatir con cualquiera", Kirchner rechazó la propuesta de su rival. "No voy a debatir con el pasado. Creo que Menem tendría que debatir con la Justicia", dijo el gobernador santacruceño.

Ante la negativa de Kirchner, el ex mandatario propuso un debate entre los candidatos a ocupar el Ministerio de Economía. Dijo que ellos son los que van a enfrentar los problemas más serios después del 25 del actual.

Carlos Melconian, que ocuparía la cartera de Economía en un eventual gobierno de Menem, manifestó su predisposición al intercambio de opiniones. Pero Roberto Lavagna, que retendría el ministerio en caso de que gane Kirchner, ya rechazó, en privado, esta propuesta porque considera que su política económica quedó clara en las medidas que adoptó en un año de gestión.

En la campaña de 1989 fue Menem quien rehuyó el debate con su entonces rival, el radical Eduardo Angeloz. Menem faltó sin aviso al programa de televisión "Tiempo nuevo", que conducía Bernardo Neustadt, donde ambos candidatos habían acordado debatir. Diez años después, Fernando de la Rúa suspendió un encuentro ya acordado con Duhalde en el canal TN.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.