El empresario que se diferenció de Báez y no pudo evitar la caída de su imperio