El escrito para la ONU se sumó a las pruebas

Es la presentación que Nisman pensaba hacer para pedir que el organismo intervenga
Hernán Cappiello
(0)
25 de febrero de 2015  

La presentación que el fiscal Alberto Nisman pensaba realizar para que el Consejo de Seguridad de la ONU interviniera en la extradición de los sospechosos iraníes acusados de volar la AMIA fue enviada a la fiscal que investiga su muerte y al juez a cargo de su denuncia contra la Presidenta.

Así lo revelaron fuentes judiciales a LA NACION que explicaron que el contenido del escrito que Nisman dejó en diciembre pasado quedó a resguardo en la causa.

El encabezado de esas 56 carillas, que llevan en cada página la firma del fiscal, señala: "Solicita al Poder Ejecutivo Nacional se arbitren los medios para dar inmediata intervención al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas".

En el texto al que accedió LA NACION, Nisman colocaba el asunto en contexto y explicó los antecedentes de los pedidos de captura internacional contra los ex funcionarios iraníes sospechados de planificar el atentado. Así, habló de la "rebeldía iraní" para poner a disposición de la justicia argentina a esos sospechosos. Esta conducta, dijo Nisman en el escrito, basta para asegurar que "Irán está incumpliendo obligaciones internacionales".

El fiscal basó su pretensión de que el Consejo de Seguridad de la ONU intervenga en el asunto en dos antecedentes : uno en Libia y otro en Sudán, donde ambos países dieron cobijo a imputados de participar en organizaciones terroristas. Nisman destacó que ante el incumplimiento de ambos países, hubo sanciones progresivas y, finalmente, Libia y Sudán cumplieron las resoluciones del organismo internacional, ya sea entregando a los prófugos o dejando de protegerlos.

Nisman narró que por el atentado de Lockerbie de 1988, cuando una bomba detonó durante un vuelo de PanAm entre Londres y Nueva York y mató a 270 personas, la justicia norteamericana pidió la captura de dos libios. Libia se negó y el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó tres resoluciones progresivas en las que presionó a Libia para que entregara a los prófugos. En 1998 se acordó juzgarlos en Holanda y en 2001 uno de los acusados fue condenado y el otro, absuelto.

"El Consejo de Seguridad se convirtió en la vía institucional adecuada y eficaz para lograr la cooperación de Libia y extraditar a los sospechosos", escribió.

En el caso de Sudán se trató de la negativa de ese país a entregar a dos prófugos de un atentado sufrido por el presidente de Egipto Hosni Mubarak en Etiopía. El Consejo de Seguridad de la ONU dictó dos resoluciones en las que concluyó que Sudán "amenazaba la paz y seguridad internacional" con su actitud y lo sancionó. Cinco años más tarde, en 2001, levantó esas sanciones cuando Sudán cooperó.

El pedido de Nisman fue rechazado por el Gobierno.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.