El estado de sitio, en su cuarta versión desde el regreso democrático