El ex presidente viajó con Scioli

En Paraguay, Duhalde compartirá con el vicepresidente un encuentro del Mercosur
(0)
26 de abril de 2004  

Lejos de los objetivos que le dieron origen, la extensa gira que Eduardo Duhalde empieza hoy como presidente de la Comisión de Representantes Permanentes del Mercosur no sólo lo mantendrá físicamente alejado de Néstor Kirchner.

El viaje podría transformarse en la necesaria bocanada de aire fresco para una relación que en los últimos días elevó de modo pasional su temperatura.

El último capítulo de una sociedad que se venía tensando reservadamente en los últimos meses empezó a escribirse a partir de la impresión de Eduardo e Hilda Duhalde respecto del pedido de extradición de Carlos Menem, hecho al que calificaron de "exceso".

El jueves último, Kirchner respondió a la estocada. "Hubo una devaluación que se hizo en forma poco prolija", espetó, sin citar el nombre del ex gobernador bonaerense (que era presidente de la Nación en aquel momento). El Presidente lo dijo durante un acto público realizado en la Casa de Gobierno, ante un grupo de empresarios, al referirse a la crisis energética que afecta a su gestión.

Aunque con una tregua de pocos días -pues hasta el próximo domingo repartirá su tiempo entre Buenos Aires y Montevideo-, la vuelta definitiva al país podría concretarse sólo a mediados del próximo mes.

Duhalde viajó anoche a Paraguay. Hoy, en Asunción, se hará el segundo encuentro de presidentes de los parlamentos del Mercosur y sesionará la comisión parlamentaria conjunta del bloque.

Por la Argentina viajaron el presidente provisional del Senado, Daniel Scioli, y el vicepresidente de la Cámara alta, Eduardo Arnold, y los presidentes de las comisiones de Relaciones Exteriores del Senado, Ramón Puerta, y de Diputados, Jorge Argüello, y el presidente de la Comisión Bicameral del Mercosur, Alfredo Atanasof.

Legislaciones, en la mira

El objetivo central del encuentro será comprometer a los legisladores de los cuatro países del bloque para que en sus respectivos parlamentos motoricen la incorporación de las normas comunitarias a las legislaciones locales.

Duhalde se reunirá además con representantes de la Unión Industrial del Paraguay y con representantes de cámaras empresariales.

El ex presidente volverá mañana al país. Según dijo uno de sus colaboradores, entre mañana y el domingo -en que viajará a Colombia- estará entre Buenos Aires y Montevideo, sede de los organismos del Mercosur.

En una semana, Duhalde volará a Colombia y luego a Venezuela. En su agenda también figuran reuniones con los presidentes de ambos países, Alvaro Uribe y Hugo Chávez, respectivamente, y con los cancilleres, ministros de Comercio Exterior, presidentes de ambos parlamentos y jefes de las comisiones de Relaciones Exteriores.

De ese modo, el ex mandatario habrá completado el recorrido por los países de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) -ya visitó Ecuador y Perú-, con los que pretende avanzar en los detalles del acuerdo con el Mercosur para efectivizarlo durante la próxima cumbre de mandatarios del Cono Sur, que se hará a mediados de julio en Buenos Aires.

Si los pasos se cumplieran según lo planeado, a fines de julio, en Quito, habrá una cumbre presidencial Mercosur-CAN.

El lunes 10 de mayo, Duhalde llegará a Bruselas. En la sede administrativa de Unión Europea (UE), verá el martes 11 al canciller del bloque, Javier Solanas. Un día después se entrevistará con el presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi, y con el comisario de Comercio de la UE, Pascal Lammy. El acuerdo Mercosur-UE y el remanido tema de los subsidios agrícolas ocuparán buena parte de la agenda.

Una escala española

Oficialmente, la gira del presidente de la Comisión de Representantes Permanentes del Mercosur concluye en Bélgica, pero LA NACION pudo saber que los colaboradores de Duhalde realizan por estas horas gestiones para que el ex mandatario incluya a España como escala final de su periplo.

La idea es que en Madrid pueda tomar contacto con las flamantes autoridades del gobierno que encabeza el socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

Para entonces, se sabrá si la distancia física de la Argentina que Duhalde habrá tenido durante algunas semanas actúa como oxígeno en una relación que últimamente tuvo varios episodios de asfixia, o como elemento que avive el proceso de combustión.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.