Opinión. El fallo es para un caso, pero sienta un precedente