Caso Ciccone: el fiscal Jorge Di Lello, "satisfecho" por el fallo del juez Ariel Lijo

El fiscal federal estimó que llevará "varios meses" llegar a la instancia de juicio oral; también recordó que "la causa de enriquecimiento ilícito está siendo investigada en primer lugar"
(0)
28 de junio de 2014  • 10:04

"Tengo satisfacción porque creo que con todas las dificultades y con todos nuestros defectos, el Ministerio Público y la justicia federal cumplió con su convicción de hacer lo que debía". El fiscal federal Jorge Felipe Di Lello , titular de la Fiscalía Nº 1, a cargo de dos expedientes que involucran al vicepresidente Amado Boudou , se mostró satisfecho por la decisión del juez federal Ariel Lijo de procesar a Boudou y a otros cinco personas en la causa Ciccone .

Di Lello sintetizó su postura. "En términos resolutorios, coincido con el juez", dijo, en diálogo con radio Mitre y con TN .

"Yo decía que el juez venía realizando la investigación a un ritmo razonable y sólido. Ahora debe terminar la instrucción de lo que corresponde a las personas que ya están procesadas, quienes seguramente apelarán, y con el resultado final después quedaría elevar a juicio oral", explicó el funcionario.

El fiscal, quien represententa al Ministerio Público ante los juzgados nacionales en lo Criminal y Correccional Federal de la Capital Federal, sostuvo que "no es habitual que el vicepresidente haga estas negociaciones como las reuniones con los Ciccone o una serie de datos más como las llamadas entrantes y salientes, determinadas conexiones personales y amigos que ingresan en determinada época en la empresa".

También deslizó que "aún en las negociaciones incompatibles ni siquiera es necesario que haya beneficio personal de quien las realice".

Qué pasó. Boudou se convirtió anoche en el primer vicepresidente argentino en ejercicio en ser procesado por un acto de corrupción. Según el juez Ariel Lijo , se interesó en los trámites para levantar la quiebra de la imprenta Ciccone Calcográfica y aceptó como soborno el 70 por ciento de las acciones de la empresa para hacer negocios para sí.

El magistrado procesó a Boudou por los delitos de cohecho pasivo (recibir coimas) y por negociaciones incompatibles con su función (delitos que se castigan con una pena de seis años de cárcel como máximo).

Según la Justicia, Boudou actuó con su amigo y socio José María Núñez Carmona , y se valió de Alejandro Vandenbroele como su testaferro. Los tres fueron procesados.

También quedaron procesados los empresarios que ofrecieron acciones de Ciccone Calcográfica como coima para salvar la firma de la quiebra y generar nuevos negocios con el Estado: Nicolás Ciccone , procesado por cohecho activo, su yerno Guillermo Reinwick, como partícipe del delito.

También fue procesado el ex jefe de asesores de la AFIP Rafael Resnick Brenner, como partícipe por facilitar el plan de pagos para levantar la quiebra de la imprenta.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.