El gobernador de Chubut pidió que todos sus funcionarios se hagan una rinoscopía

Martín Buzzi firmó un decreto en ese sentido; si bien el examen es voluntario, aseguró que quien no se lo haga deberá dejar la administración pública
(0)
23 de noviembre de 2013  • 19:15

El gobernador de Chubut, Martín Buzzi , firmó un decreto para que los funcionarios de su gobierno se realicen "de manera voluntaria, una rinoscopía o análisis de sangre para determinar el nivel de adicciones", como política contra el narcotráfico, se informó hoy.

A pesar de que el examen será "voluntario", Buzzi advirtió que quien no se lo haga deberá "tomar otro camino", fuera de la administración pública. "En esto hay que poner la cara, pero también la nariz y la sangre", sostuvo el mandatario provincial, y agregó que la disposición oficial responde a "la pelea que estamos dando contra el narcotráfico", en donde "aunque el consumo no está penado, creo que los funcionarios tenemos la obligación de marcar una postura".

En este sentido, Buzzi consideró: "!uienes ocupamos cargos tomamos decisiones, firmamos resoluciones, trabajamos para la gente, y eso demanda una responsabilidad". Además afirmó que "quien se droga se vincula con la ilegalidad" y que "hay que dar el ejemplo desde la política y decir claramente de qué lado estamos".

El gobernador hizo el anuncio este sábado tras una reunión con el obispo de Comodoro Rivadavia, Gimeno Lahoz. En ese contexto, Buzzi anticipó: "El primero que el martes irá a poner la nariz y la sangre seré yo mismo".

Durante el encuentro, del que también participó un grupo de sacerdotes, se habló además "sobre los lugares en los que plantearemos la recuperación de las personas adictas", dijo el mandatario provincial.

Sobre el decreto, explicó: "Todos los que tenemos responsabilidades públicas debemos sumarnos a esta iniciativa", y, aunque plantea el examen de manera voluntaria, pidió "involucrarnos físicamente en esta pelea contra la droga", porque "la dinámica y la geopolítica sobre cómo se mueve el narcotráfico a nivel mundial nos demanda compromiso".

Por otro lado, Buzzi explicó que "tras el atentado a las Torres Gemelas en 2001, se puso mucho más difícil el ingreso de drogas a Estados Unidos desde México. Entonces se empezaron a buscar mercados sustitutos y se apuntó a los países del Cono Sur, con un importante crecimiento económico".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.