El Gobierno acordó con las provincias patagónicas una estrategia contra la RAM