El Gobierno afirma que la reforma avanza bien

Defendió los cambios y minimiza los problemas
(0)
17 de octubre de 2010  

Para el Gobierno, la nueva ley marcha sobre ruedas y sin inconvenientes a la vista, pese a las quejas de la Justicia y de la oposición.

En la Casa Rosada consideraron que muchos de los reclamos son infundados y que otros obedecen a posiciones que mantienen desde que se discutía la ley, pero que no pudieron imponer en el Congreso.

Uno de los puntos que provoca más suspicacias es el reparto de los espacios publicitarios en radio y TV durante la campaña, una tarea de la que deberá ocuparse la Dirección Nacional Electoral, que encabeza Alejandro Tullio.

"La nueva ley establece que se otorgarán por sorteo, como fue hasta ahora, sólo que en 2011 toda la publicidad se manejará por ese mecanismo", dijo Tullio a LA NACION, que negó que faltaran precisiones sobre el tema.

Sin embargo, admitió que está pendiente definir el corte en las franjas horarias (si se dividirán por hora o por turnos) para sortearlas.

Tullio también aseguró que el presupuesto del Ministerio del Interior de 2011 incluye todas las partidas necesarias para el proceso electoral, y que están muy avanzadas las licitaciones para los equipos informáticos que solicitó la Justicia.

Sobre las juntas electorales partidarias, aclaró que la ley establece que estarán compuestas por un integrante de cada una de las listas de todas las compitan en la interna de ese frente o alianza electoral. "Y todas su decisiones serán apelables ante la Justicia", agregó.

Colectoras

En cuanto a las colectoras, consideró que usarlas o no deberá ser "una decisión de los partidos", y sobre los aportes recordó que muchas agrupaciones habían pedido en su momento que se prohibieran las donaciones empresariales.

Tullio fue uno de los impulsores de la nueva ley, que entre sus puntos principales crea un sistema de elecciones primarias abiertas, simultáneas y obligatorias para la selección de los candidatos a presidente, senador y diputado.

La norma, aprobada el último día de sesiones antes del recambio electoral, prohíbe la contratación de espacios de publicidad en televisión o en radio, impide la difusión de encuestas ocho días antes del fin de los comicios, y crea un registro oficial de encuestadores.

Por otro lado, prohíbe los actos oficiales 15 días antes de los comicios y dice que para poder participar de las elecciones generales los candidatos deberán superar el 1,5 por ciento de los votos emitidos en las internas.

LAS DUDAS, TAMBIEN EN LA PROVINCIA

En Buenos Aires también existe una gran duda por la reglamentación de los cambios electorales que se aprobaron en la provincia. La gran duda es si se aprobarán o no las listas colectoras y cómo se organizarán las internas. El gobernador Daniel Scioli sólo prometió que pegará las elecciones a las nacionales.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.