El Gobierno analiza la intervención