El Gobierno apuesta a la unidad para 2013