El Gobierno apura una reforma judicial

Prevé el impuesto a las ganancias para nuevos jueces y cambios en la Magistratura
Prevé el impuesto a las ganancias para nuevos jueces y cambios en la Magistratura
Martín Dinatale
(0)
23 de enero de 2002  

El Gobierno instrumentará una profunda reforma al sistema judicial que contempla cambios estructurales en el Consejo de la Magistratura y en el Jurado de Enjuiciamiento, a la vez que avanzará con la idea de aplicar el impuesto a las ganancias para todos los jueces que se nombren en el futuro inmediato.

Así lo confirmó ayer a LA NACION el ministro de Justicia, Jorge Vanossi, que destacó que ante una situación de crisis como la que transita el país se hace "imprescindible" mejorar el funcionamiento de la Justicia y ajustar los niveles presupuestarios del Estado a niveles "aceptables y acordes" con la realidad de la gente.

El ministro de Justicia adelantó que la aplicación del impuesto a las ganancias para los nuevos jueces podría ser instrumentado por medio del proyecto de ley de presupuesto nacional del año actual.

Si bien Vanossi expresó que a los magistrados actuales no se les podría aplicar el gravamen porque podría atentar contra el principio de derechos adquiridos, en el Gobierno creen que la aplicación del impuesto para los nuevos jueces sería una herramienta de presión para que sus pares se sumen a la medida como un gesto positivo hacia la sociedad.

Hace dos años, la Corte Suprema firmó una acordada en la que rechazó por "inconstitucional" la aplicación del impuesto a las ganancias que el Estado les había aplicado y que se extendió a los funcionarios del Poder Ejecutivo y a los legisladores.

El cobro del impuesto a las ganancias no pudo ser aplicado en la Justicia, como tampoco logró su instrumentación el recorte del 13 por ciento a los salarios de magistrados y empleados judiciales que impulsó el gobierno de Fernando de la Rúa.

De todas maneras, el ministro de Justicia ayer explicó que el Gobierno no podría obligar al Poder Judicial a que aplique el recorte del 13 por ciento "porque ello -dijo- significaría una intromisión de un poder sobre otro".

En rigor, el gobierno de De la Rúa había invitado a la Justicia a aplicar el recorte del 13 por ciento. Pero la Corte decidió que los salarios de los 900 magistrados y de los 15.000 empleados del Poder Judicial federal no sean alcanzados por la poda.

Consejo y Jurado

Por otro lado, Vanossi se apresta a realizar una profunda reforma en el Consejo de la Magistratura y en el Jurado de Enjuiciamiento que incluiría reducción de número de miembros, varios cambios en el funcionamiento de estos órganos y reformas administrativas.

Los lineamientos de esta reforma los haría un grupo de "notables" que designaría el gobierno de Eduardo Duhalde, entre los que figurarían no más de cinco académicos, juristas y especialistas en temas judiciales.

El Consejo de la Magistratura cuenta hoy con 20 miembros y en un gesto de disconformidad con ese cuerpo el Gobierno no designará al representante del Poder Ejecutivo que resta nombrar. Desde su creación, en 1998, el Consejo nombró a 33 magistrados. En tanto, el Jury de Enjuiciamiento cuenta con 9 miembros, más de 72 empleados y desde 1999 sólo resolvió dos casos de enjuiciamiento a magistrados y otro caso está en estudio.

Fuentes autorizadas de la Casa Rosada dijeron a LA NACION que existe un gran descontento y malestar del presidente Duhalde con respecto al funcionamiento del Consejo de la Magistratura y el Jury de Enjuiciamiento, a los que considera dos órganos "muy burocratizados y con procedimientos engorrosos".

Por ello, el Gobierno, por intermedio del Ministerio de Justicia, se apresta a realizar una profunda reforma, tanto estructural como de procedimiento de estos cuerpos, a fin de que sea más ágil designar o remover magistrados. Tanto el Consejo de la Magistratura como el Jury se crearon por la reforma constitucional de 1994.

Por otra parte, Vanossi desestimó ayer la posibilidad de reducir el número de miembros de la Corte al sostener que no se puede "tirar por la ventana" a los actuales integrantes del cuerpo.

En una entrevista radial, Vanossi dijo también que "es un problema de la conciencia" de cada uno de los ministros de la Corte cuántos cacerolazos más se tendrán que hacer frente al Palacio de Justicia para que se produzca alguna modificación en la integración del tribunal.

"Ese es un problema de la conciencia de ellos. Yo no puedo sustituirlos, sería una falta de delicadeza y una intromisión de alguien que pertenece al Poder Ejecutivo", dijo por último Vanossi para desechar la idea de una eventual remoción de los miembros de la Corte Suprema.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.